Flor Imperial

Por: Sergio Arévalo

Yo tenía un amigo al que le gustaban los hombres, salía con ellos y hasta tuvo novio. En su momento lo veía casi diario, hace poco lo vi en un panorámico acompañado de su esposa y su hijo, el panorámico era un promocional de campaña para un puesto político en la localidad. Recordé los viejos tiempos, hasta revisé el nombre porque tal vez lo estaba confundiendo, y me pregunté  si su ahora esposa sabría de sus antiguas relaciones, digo… por mera curiosidad.

No son pocos los políticos que al no verse “apapachados” por su partido político le “coquetean” a otro y al ver una favorable respuesta se van, diría mi abuela “como las chachas, sin decir adiós”. Podríamos ver el lado positivo y pensar que es por el bien de su carrera política el detalle es que aquellas personas que pertenecen y militan dentro de un partido es (dicen) porque creen en los ideales de la institución correspondiente, y si son gustosos de ver los ideales de cada uno (revisar páginas oficiales) veremos que uno de otro en su mayoría difieren un tanto, podemos irnos a lo básico, no es lo mismo ser de izquierda (mega izquierda, izquierda conservadora, izquierda moderada y cualquiera de sus sabores) a ser de derecha (derecha ulta mega plus, derecha power, etc.)

Y vaya que los políticos tienen opciones de partidos, el Instituto Nacional Electoral contempla nueve partidos políticos nacionales: Partido Acción Nacional (PAN), Partido Revolucionario Institucional (PRI), Partido de la Revolución Democrática (PRD), Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Partido del Trabajo (PT), Movimiento Ciudadano, Nueva Alianza, Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y Encuentro social, tal vez conozcamos otros pero esos son inventos que cada municipio o estado se crea (opciones nuevas, para que no se escuche feo).

El tabasqueño Andrés Manuel López Obrador a sus 62 años ha colaborado en tres partidos políticos, inicio en el PRI, después colaboró en el PRD en donde salió enojado y sintiéndose traicionado,  para  después fungir como Presidente del Consejo Nacional del Movimiento de Regeneración Nacional alias Morena, en donde tampoco se han dado las cosas con toda cordialidad, el “peje” o Don “peje” por aquello del respeto no duda en buscar ser candidato para el 2018, haciendo a un lado sus propuestas una pregunta de fondo es ¿nuestro país requiere de un líder que cambia de partido político por considerar que no es la mejor propuesta? Allí hablamos que un grupo de personas ya analizó la situación a profundidad, la pregunta sería ¿es quererse lanzar? O ¿cumplir caprichos? A mí me dijo mi mamá que chiflazones no.

El próximo año se vivirán elecciones municipales y de gubernatura en varias partes del país, ya suenan los candidateables y no es de extrañarse que empiecen a cambiar de chaqueta porque no fueron elegidos para cumplir sus aspiraciones políticas. Mi amigo de la juventud tal vez llegué a un  buen puesto político, respaldado por un partido al cual espero le sea lea, con una esposa que espero le sea fiel, con una ideología política a la cual sepa respaldar, porque si voy a los hechos básicos, entre un hombre y una mujer existe mucha diferencia, así como entre un partido y otro ¿o es qué como en el amor, en la política todo se vale?

________________________
M.E. Sergio Arévalo

Comunicólogo 

@sergioharevalo

Por UNIMEDIOS DIGITAL

Agencia de Noticias fundada en noviembre de 2011 como un medio de información digital. Primer lugar en el Concurso Nacional Coberturas Periodísticas #PeriodistasContraLaTortura en 2022 organizado por Documenta. Dos premios estatales de Periodismo 2016 y 2018 en Coahuila en la categoría de Reportaje.