Home >> En el tintero >> Dieron el Grito, pero no de Independencia
Dieron el Grito, pero no de Independencia

tinteroEn el tintero

Por Jessica Rosales

Es cierto que son más las cosas que nos unen, que las que nos separan. Así, se percibe cada año en la Plaza de Armas de Saltillo durante las fiestas patrias al grito de ¡Viva México!

Pero ser patriotas y estar orgullosos de nuestras raíces, por supuesto, no borra la indignación que tenemos como ciudadanos por el mal actuar de algunos gobernantes. Esto es un tema aparte, que no debe quedarse en el tintero.

El 14 de septiembre, una noche antes del tradicional Grito de Independencia, vecinos de la calle de Morelos en la Zona Centro, denunciaron que cada año son violentados sus derechos.

Aunque el Municipio de Saltillo informó la hora y los sitios específicos para el cierre de calles, desde las 22 horas del miércoles la policía municipal exigió a los vecinos retirar sus unidades, las cuales acostumbran estacionar frente a sus casas. El motivo: la calle sería cerrada y utilizada para colocar unidades de emergencia.

Si no fuera porque, a la mañana siguiente, sólo se instaló una grúa y se permitió el acceso de vehículos de funcionarios del Instituto Municipal de la Mujer, creeríamos que la autoridad realmente estaba preocupada por nuestra seguridad y no pretendía privilegiar a su gente.

—Si no quiere, no lo quite — le respondió un mal encarado policía, a una vecina que exigió sus derechos.

El artículo 16 de la Constitución establece claramente que: “nadie puede ser molestado en su persona, familia, domicilio, papeles o posesiones, sino en virtud de mandamiento escrito de la autoridad competente, que funde y motive la causa legal del procedimiento”.

Obviamente, los policías no contaban con una orden judicial, en el caso de los propietarios de las viviendas del lugar, que, aunque son pocos, tienen a salvo sus derechos.

Si usted, por alguna razón, estacionó su vehículo en esta calle, y hoy ya no está, búsquelo en la Alameda Zaragoza. El año pasado, el Mayor Clemente Yáñez, director de la policía municipal, ordenó que con grúa se llevaran todos los autos y los “arrumbaran” en la Alameda. En el peor de los casos, su auto, ya está en el corralón. ¡Viva México!

 

Top