Home >> Liderazgo Estudiantil >> Coahuilense participa en proyecto para convertir el aire en agua
Coahuilense participa en proyecto para convertir el aire en agua
  • Jóvenes construyen aparato para condensar el aire y obtener agua

POR RODRIGO FLORES

UNIMEDIOS/ SALTILLO, COAHUILA. 11 de enero de 2020.- Un joven coahuilense junto a otros tres estudiantes de Querétaro creó un aparato que ayuda a convertir el aire en agua potable, u cuyo invento será próximamente presentado en un concurso en aquella entidad.

Este dispositivo, capta el aire separando sus componentes y almacena el agua del ambiente, lo cual puede ayudar a que las viviendas o la industria, tengan su propia producción del vital líquido.

Ricardo David Valdez Guajardo, egresado de la Universidad Tecnológica de Coahuila, y que ahora estudia su ingeniería en nanotecnología en Querétaro, participó en la Feria Aditiva junto a otros tres jóvenes, con la creación de un sistema de captación de agua por hidrófilos, donde obtuvieron uno de los primeros lugares.

Según comenta el saltillense, la idea surgió de la problemática que se tiene con el agua a nivel mundial, y tras una lluvia de ideas, decidieron construir el aparato, que es adaptable según a las necesidades del inmueble donde se va a colocar.

“Yo que soy de Coahuila, dije cuáles son las formas que se alimentan las plantas si no tenemos agua, y pensé cómo se alimentaba el cactus y les comenté a mis compañeros, que tiene una forma de tridente, en las costas por ejemplo de Sinaloa o Sonora, y es para tener mayor humedad con respecto al viento, cuando se condensa el agua y tiene unos pequeños canales que los llevan a la raíz, y así lo diseñamos”, dijo.

En sus primeras pruebas, lograron obtener hasta 200 litros a través del goteo, lo cual les causó mayor interés, debido a que un artefacto de dimensiones mayores al ya construido, podría captar hasta mil litros de agua al día, suficientes para abastecer a una familia regular.  

“Este aparato se basa en la mecánica de fluidos, extrae el aire y encintes del condensa por dentro, tiene una serie de mallas que utilizan arcillas que están contenidas igual en la tierra que alimenta las plantas y empieza a filtrar la humedad que existe en el viento sin mencionar lo que ya se condensa y empieza a gotear y empezamos a tener agua”, agregó.

Gracias a la colocación de otros filtros, el agua es purificada al momento de caer al contenedor, por lo que puede usarse sin ningún problema para el consumo humano.

“En este sistema tenemos un pequeño sistema de almacenamiento, baja por otras mallas las cuales limpian de bacterias el aire, porque también estamos contemplando que es contaminado por las actividades de las personas”, mencionó Ricardo Valdez.

Debido a la importancia de este aparato, los jóvenes esperan que en un futuro, empresas puedan tener interés para el financiamiento y reproducción del invento, el cual sería de mucha ayuda, principalmente en las zonas desérticas donde la escasez de agua es grave.

Top
Shares
Share This