Home >> En el tintero >> El arma del PAN
El arma del PAN

tinteroEn el tintero

Por Jessica Rosales

Las diferencias entre los diversos grupos políticos del PAN son evidentes. En cada elección hay grupos antagónicos que pelean a toda costa un lugar en la contienda, y los que no lo obtienen, sin piedad, toman venganza, demeritando la imagen de su propio partido.

Ya lo han advertido personajes como la exdirigente del blanquiazul, Esther Quintana Salinas: este es el principal factor por el que han perdido pasadas elecciones.

Sin embargo, las diferencias en el partido tricolor también comienzan a hacerse visibles, y si los liderazgos no ponen orden, podrían estar construyendo la mayor arma con la que haya contado el PAN en Coahuila para ganar una elección.

En el PRI hay muchos tiradores rumbo al 2017 y nadie quiere dar su brazo a torcer, salvo algunos cuantos que han decidido declinar al reconocer que no tienen posibilidades.

Supuestas amenazas, casos de hostigamiento o mandar mensajes al contrincante del propio partido a través de los medios de comunicación forman ya parte del del menú tricolor.

Coahuila es uno de los bastiones más importantes del priismo nacional. Hasta el momento no se ha dado la alternancia, al menos en la Gubernatura, pero ni la dirigencia nacional ni el propio Presidente de la República están dispuestos a perder presencia en esta entidad norteña.

Esto ha quedado claro con las recientes visitas del líder nacional, Enrique Ochoa Reza; de secretarios de Estado como Miguel Ángel Osorio Chong, Alfonso Navarrete Prida, Aurelio Nuño y el propio presidente de la República, Enrique Peña Nieto.

Este lunes el Mandatario visitó el estado para inaugurar tres universidades politécnicas. Pero, más allá del evento, sorprendió por su ánimo relajado y sin contratiempos. Su estancia se prolongó porque, en un hecho insólito en el estado, Peña Nieto se tomó decenas de selfies con los estudiantes, y más tarde tuvo una comida con organismos de la sociedad civil.

Está claro que el Presidente no vino solamente a un evento oficial. Primero envió un mensaje de respaldo no sólo al Gobierno de Coahuila, sino al PRI; segundo, a dar su propio mensaje sobre la unidad que requiere su partido.

Ahora sólo falta que los aspirantes entiendan el mensaje por que, de lo contrario, cada berrinche que hacen produce municiones que sabrán aprovechar los albiazules en su contra. ¿Usted qué opina?

 

 

Top