UNIMEDIOS/ JESSICA ROSALES.- A 4 días de concluir su sexenio, el Presidente Felipe Calderón auguró “vendrán tiempos mejores”, en lo que representó su última visita a Coahuila, una de las entidades más golpeadas por la violencia, producto de la delincuencia organizada.

Al inaugurar la clínica del ISSSTE en Saltillo, el Ejecutivo Federal, expuso que en cada administración se registran aciertos y errores, manifestando que en su gestión los mayores logros se observaron en el tema de salud.

“Cualquier Gobierno tiene aciertos y tiene errores, pero puedo asegurarles que en las circunstancias que nos tocó enfrentar, en algunos rubros, concretamente en el tema de salud cumplimos con los mexicanos, tuvimos que enfrentar varias vicisitudes aquí también como la influenza AH1N1”, dijo.

Indicó que se logró cubrir enfermedades como cáncer en diversas modalidades, cobertura universal en seguro popular, y se superó la pandemia.

Agradeció a los coahuilenses y al reconocer que la entidad ha enfrentado diversos hechos lamentables en el tema de la seguridad pública, dijo, “vendrán tiempos mejores”.

“Coahuila para mí siempre ha sido un estado que me ha brindado su afecto, su apoyo, en lo personal, y pues independientemente de las terribles vicisitudes que nos tocó enfrentar, yo tengo un sentimiento de gratitud con las y con los coahuilenses, así que quiero agradecerles sinceramente y desearle mucho éxito a Coahuila, que lo necesita, sé que vendrán tiempos mejores y se está recuperando el empleo de forma importante”, expresó.

El Presidente de la República fue ameno en su mensaje y bromeo con el Gobernador de Coahuila, Rubén Moreira Valdez, con quien durante este año de gobierno estatal se mostró una relación cordial entre ambos.

Expuso que en los 6 años de Gobierno se construyeron 40 hospitales y clínicas  nuevas del ISSSTE, remodelaron 133 más, al señalar que hay conciencia de que esto permite prestar un servicio médico más sano e igualitario.

“Como ustedes saben esta administración termina el próximo viernes, el próximo sábado estaré entregando la banda presidencial a quien vendrá a presidir el Ejecutivo Federal y quiero aprovechar esta visita a Coahuila para expresar varios agradecimientos, uno es a los trabajadores a la salud de todo el país, a quienes se encargan de velar por los pacientes”, expresó.

Finalmente, declaró, “no me queda más que decir gracias, amigas y amigos que les vaya muy bien y que en materia de salud nunca lleguen a necesitar estos hospitales, pero si llegaran a necesitarlos aquí están”.