POR JESSICA ROSALES/ ARANTZA FLORES

UNIMEDIOS/ SALTILLO, COAHUILA.- A pesar de la prórroga que otorgó la Administración Fiscal General en Coahuila a los propietarios de automóviles de procedencia extranjera con estancia ilegal en el país, a fin de que procedieran a su regularización, fue mínima la cifra que accedió a realizar el procedimiento correspondiente.

Carros chocolate

Epifanio Hernández, dirigente de la Unión Campesina Democrática en Coahuila (UCD), señaló que el pago fiscal que se requería estaba fuera de las posibilidades de los dueños de estos vehículos, por lo que nadie accedió a regularizarlo.

“Para nosotros ningún aliciente al que motive el Gobierno del Estado nos sirve, ellos dicen ve a regularizar y yo te condono la placa, eso es lo que están haciendo, te voy a traer una agencia aquí  a Saltillo, no pongas gasolina ni pongas en esos vehículos, pero del cobro de impuestos no se menciona nada”, explicó Hernández Balderas.

El dirigente de la UDC dijo que pese a que se solicitó al Gobierno del Estado se igualara el planteamiento que se hizo en Chihuahua con precios bajos, las autoridades estatales no atendieron la demanda, lo que derivó en un fracaso del programa anunciado el año pasado.

“Muy poca gente la atendió (esta propuesta) nosotros trajimos el modelo de Chihuahua y no la aceptaron, el modelo de Chihuahua era económico para la gente, en Chihuahua ya se regularizaron ya la mayoría de los vehículos, les traje todo el modelo al Gobierno del Estado y no lo quisieron”, mencionó.

Este programa de estímulos fiscales implementado por la Administrador Central de Recaudación, se encuentra vigente para aquellas unidades con antigüedad de 10 años y pueden hacer su trámite de regularización en las agencias aduanales, en Coahuila en la región fronteriza.

De acuerdo a datos de la Procuraduría General de Justicia en el Estado,  en la entidad se estima que circulan alrededor de 100 mil “autos chocolate”, de los cuales según registros de la Recaudación de Rentas sólo el 0.35 por ciento se regularizaron, es decir 350 unidades; por su parte la UCD estima que solo existe 8 mil y solo un 10 por ciento acude a renovaciones.

Otra de las solicitudes de la organización campesinas es que se dé trámite a una propuesta de ley en el que se paguen impuestos de acuerdo a las condiciones físicas y mecánicas de los autos de procedencia extranjera que circulan en el país.

“Nosotros tenemos en la mesa de negociación en México una propuesta de ley que la fundamental es que todos los vehículos sean regularizados, pero también que sea un costo adecuado a las condiciones de estos vehículos, si en Estados Unidos pagan el Tax por esos artículos, aquí también que se cobre lo mismo que oscila entre 1 y el 10 por ciento”, comentó.

Por último, Hernández Balderas recomendó al Gobierno del Estado realizar un empadronamiento ecológico, el cual le de los resultados para contemplar cuantos vehículos existen en la realidad en la entidad circulando.

Es así que el 99 por ciento, sigue en la ilegalidad ya que no aprovecharon los beneficios que se pusieron a disposición y siguen en riesgo de ser decomisados, de acuerdo a las autoridades estatales esto debido a que hay desinformación, pues se continúa con el proceso de facilitar el trámite y no cobrar la adquisición de placas.