EL UNIVERSAL.- La oposición de izquierda y la bancada del PAN en la Cámara de Diputados repudiaron la toma de posesión del gobernador de Coahuila, Rubén Moreira, y generaron falta de quórum, lo que determinó que el presidente de la mesa directiva, Emilio Chuayffet levantara la sesión, que concluyó al grito de “¡Coahuila! ¡Coahuila!”.

A las 12:15 horas, con 187 diputados que registraron su presencia en el tablero electrónico se levantó la sesión, aun cuando en el salón de sesiones había más de la mitad de legisladores, pues los del PT, PRD, Movimiento Ciudadano y PAN se abstuvieron de marcar su huella en el sistema electrónico.

Porfirio Muñoz Ledo desató la estrategia de reventar la sesión, como la protesta en San Lázaro por la deuda de Coahuila, al señalar la ausencia de los legisladores de esa entidad.

Vidal Llerenas (PRD), demandó llamar a cuentas al presidente del PRI, Humberto Moreira, para que explique la deuda de esa entidad, la violencia y el desempleo que golpea a la población coahuilense.

Armando Ramírez Bucio (PAN) dijo que la estrategia de causar la falta de quórum era una decisión política obligada por el relevo impune en el gobierno de Coahuila, así como por la inasistencia de un centenar de diputados del PRI que viajaron a la toma de posesión de Rubén Moreira.

José Ramón Martel (PRI) informó a la mesa directiva que su bancada se retiraba del salón de sesiones, debido a que se había verificado la falta de quórum.

Publicaciones similares