Por Víctor S. Peña

Una vez resuelta la elección, en los mejores pronósticos esto sucederá por la noche del mismo domingo 1 de julio, se abre un periodo de transición de cinco meses que costará 150 millones de pesos. El “simple” hecho de conocer el dato es, una de esas novedades en materia de transparencia; el que se hayan elaborado lineamientos específicos para conocer cómo se ejercerán, es todo un evento.

Publicados el pasado 21 de junio, estos lineamientos pretenden abonar a la certeza de cómo el dinero se ejercerá. Se trata de 150 millones de pesos del Ramo 23 “Provisiones Salariales y Económicas” que deberán ser  utilizados  para  pagar  los  trabajos  y  actividades  relacionadas  con  la  elaboración  y presentación de los proyectos de la Ley de Ingresos y del Presupuesto de Egresos, el Plan Nacional  de  Desarrollo,  programas  gubernamentales,  seguridad  pública  y  nacional,  trabajos de enlace con la administración saliente, así como con la difusión y actividades preparatorias que permitan crear las condiciones propicias para el inicio del encargo.

La columna vertebral se encuentra en el lineamiento cuarto. Ahí se describen once aspectos de los que deberá dar cuenta el equipo que se integre para la transición.

Hasta ahora, lo más avanzado que había en materia de gestión se encontraba en lo relacionado a las leyes de entrega-recepción. Con estos lineamientos, un nuevo párrafo está por escribirse dentro del capítulo de la transparencia a nivel nacional.

Parece que todos los frentes están cubiertos. Léase, con especial cuidado el décimo  primer lineamiento: “Las dependencias y entidades deberán poner a disposición del público en el apartado de la fracción XVII de su Portal de Obligaciones de Transparencia, específicamente en el sitio denominado “Equipo de transición gubernamental”, la descripción de la serie documental denominada “archivos del Presidente electo 2012”, en la que deberá obrar la descripción de los documentos que se generen, obtengan, adquieran, transformen o conserven por cualquier título con relación a los apoyos para la transición gubernamental”. Así visto, parecería que no habrá manera de que la información se pierda.

Cumplir con estos lineamientos será, sin duda, la primera prueba de fuego.

Frente a esto no queda más que observar, con algo de nostalgia, cómo en otros gobierno y otras transiciones, el asunto es todo un misterio.

Más información en la red de redes

  • Los lineamientos elaborador por el IFAI para la transparencia de todo el dinero que habrá de usarse en la transición, en el Diario Oficial pueden leerse en http://bit.ly/NtkzvM
  • El IFAI tiene su página en www.ifai.org.mx

Para estar en contacto

  • En twitter, @victorspena
  • En la página personal, www.victorspena.com

Publicaciones similares