Home >> La Punta de la Madeja >> Todo en orden

La-Otra-PlanaPor Julián Parra Ibarra

A exactamente 15 días de que termine, la actual administración municipal de Torreón quiere dejar todo en orden para el cambio de gobierno. Por ejemplo en su portal de www.torreon.gob.mx en el apartado ‘Lo más buscado’ y en el tema ‘Directorio de Servidores Públicos’, usted podrá encontrar todavía a funcionarios que ya no están en la administración o que ocupan ya otras posiciones producto de enroque y reacomodos que se dieron a lo largo de cuatro años.

Algunas muestras: aparece como secretario del Ayuntamiento Miguel Mery Ayup, quien dejó el cargo para poder integrar la planilla de Miguel Riquelme en las elecciones de julio pasado; Luis Rayas todavía aparece como director de Comunicación Social; la diputada Flor Rentería aparece como directora de Acción Comunitaria; el actual secretario del Ayuntamiento aparece todavía como presidente del Tribunal de Justicia Municipal, y así por el estilo.

Todo en orden, el mismo que caracterizó a esta administración.

Un pedazo de corazón

Lo que sí es que durante el cierre de la semana pasada, al todavía alcalde torreonense, le sacaron un pedazo…de corazón con tanto susto. Ya ve que los trabajadores municipales sindicalizados le armaron un sanquintín que los paró a todos de pestañas. Uno, porque el alcalde no estaba en la ciudad –como ha sido la constante sobre todo en los últimos meses-; y dos, porque el tesorero estaba en su periodo vacacional, perdón en el periodo de suspensión de cinco ‘diyotas’ que le propinó Olmos Castro.

Total que con la toma de las instalaciones centrales del Ayuntamiento y el cierre de varias vialidades, los trabajadores lograron que les cumplieran con el pago de su quincena y el aguinaldo, y para amainar el vendaval mediático, tuvo que salir por ahí una tercia de dulce, de chile y de manteca, para decir que los culpables del desaguisado habían sido el banco y la Junta de Conciliación, porque supuestamente les congelaron indebidamente todo el contenido de una cuenta, y no solo el monto de uno más de los laudos ganados al Municipio, por ex trabajadores.

Cerca la bala

Un día antes, el propio Alcalde y su equipo, tragaron saliva luego de que por poco se les va una publicación en la que se detallaban con bitácora de vuelos incluida, muchos movimientos que para intentar despistar al enemigo, se realizaron desde el aeropuerto de Monterrey, porque esos desplazamientos no eran por motivos de trabajo, sino afectivos y sentimentales.

Para parar el ramalazo –ya en talleres de imprenta-, ahí sí que no se puso medida, se desembolsó una buena lana para frenar la publicación, pero cuyo monto es apenas una parte ínfima de todo lo que la administración Olmos le debe –y le va a quedar a deber- a la mayoría de los medios de comunicación como parte de los múltiples adeudos que dejarán pendientes, con proveedores de servicios.

Cobro de cuentas

A Olmos y su equipo, pero particularmente al (todavía) alcalde torreonense, le interesa mucho ‘cuidar su imagen’, porque dice recio y quedito que el Gobernador le debe tanto que al término de su mandato, lo va a hacer secretario de Obras Públicas primero –posición que también ocupó en la anterior administración estatal-, y posteriormente va a ser diputado local –puesto para el que pidió el voto pero en el que se sostuvo solamente 13 días-, aunque ahora plurinominal.

Eduardo Olmos se siente tan seguro de las deudas que desde el Estado tienen con él, que no solamente lo van a hacer secretario primero y diputado después, sino que va a ser el líder del Congreso en la siguiente legislatura, pasando por encima de figuras como María Esther Monsiváis, Armando Luna Canales y José María Fraustro porque éstos solamente tienen en su favor trabajo y lealtad, valores que en su caso no le avalan, pero que hay ‘deudas’ que le tienen y que le habrán de pagar con las posiciones mencionadas.

¿Qué le parece?

laotraplana@gmail.com

@JulianParraIba

  • La nueva era de la publicidad

  • Noticiero Capital Noticias 91.3FM

  • Acontecer/El Heraldo de Saltillo

Top