Home >> En el tintero >> En el tintero / Derecho de admisión
En el tintero / Derecho de admisión

Por Jessica Rosales

Ayer recibí una denuncia sobre actos de discriminación cometidos en un “antro” de Saltillo. El centro nocturno reinauguró sus instalaciones tras haberse sometido a una amplia remodelación y reajuste de personal, supuestamente, para garantizar un mejor servicio.

Los clientes se aglomeraron en largas filas al exterior del establecimiento que abrió sus puertas pese a que no concluía el proceso de remodelación, según consta en las gráficas en poder de En el tintero.

“Mandé por un tubo como a 400 personas, pura persona de piel de colonia del sur”, fue el comentario de Steban Guajardo, Jefe de Relaciones Públicas del Sr. Mostacho; así lo denunció uno de los clientes que intentó ingresar. No sabía que vivir en el sur te hacía de una piel distinta a los del norte, centro o poniente de la ciudad. ¿Ya no hará falta dar el Código Postal, bastará con el tipo de piel? ¡Qué barbaridad!

Y si esta expresión discriminatoria no es suficiente, la persona que emitió el comentario es también el secretario particular del delegado de la Profeco en Coahuila, Sigfrido Macías Pérez. ¡Qué tal!

No es la primera vez que ocurre un acto de discriminación en este sitio. Hace siete meses la artista saltillense, Sofía Guerra, fue víctima de otro acto de exclusión por el mismo funcionario que juega el papel de juez y parte, le impidió el acceso al bar por lucir el cabello demasiado corto. En junio de 2016, una pareja de homosexuales fue retirada del lugar por bailar, y otros comensales han denunciado que seleccionan, bajo sus criterios, quien puede o no ingresar.

La Ley Federal de Protección al Consumidor es clara, el artículo 58 establece que: “El proveedor de bienes, productos o servicios no podrá negarlos o condicionarlos al consumidor por razones de género, nacionalidad, étnicas, preferencia sexual, religiosas o cualquier otra particularidad. Tampoco podrán seleccionar a la clientela, reservar el derecho de admisión ni excluir a personas con discapacidad”.

La diputada Luisa Ivonne Gallegos se comprometió a abordar el tema en el Congreso ¿qué se logró con eso? Absolutamente nada. Steban Guajardo sigue haciendo de las suyas, pues tiene influencias en la instancia responsable de hacer cumplir la ley. ¿Y la oficina estatal para Promover la Igualdad y Prevenir la Discriminación que dirige Lorena Bermea? A buen santo se arrima.

La discriminación en antros, bares y restaurantes es un acto ilegal, si se reservan el derecho de admisión, denúncielo al 018004688722 y no olvide mencionar la constante omisión de la delegación en Coahuila para proceder como corresponde.

  • La nueva era de la publicidad

  • Noticiero Capital Noticias 91.3FM

  • Acontecer/El Heraldo de Saltillo

Top