POR CAMILA TORRES

UNIMEDIOS/ SALTILLO, COAHUILA.- El alcalde de Saltillo Jericó Abramo Maso y su familia contaran con un cuerpo de seguridad aun después de que concluya la administración, para proteger su vida ante la grave situación delictiva que le ha tocado enfrentar, así lo declaró el Secretario de Gobierno Armando Luna Canales, tras manifestar que el Gobierno del Estado o el Gobierno Municipal tienen la obligación de seguir pagando este beneficio.Jericó Abramo Maso

Manifestó que no es necesario que esta medida sea aprobada por el cabildo en pleno, luego de que la ley establece que los mandatarios podrán continuar con su seguridad una vez que terminen su periodo.

“Este es un derecho que tiene él como todos los alcaldes, los antecedentes lo que demuestran es que con el tiempo puede irse flexibilizando o relajando el número de elementos, pero por lo pronto, el Estado tiene la obligación de mantener la seguridad de alguien que por ejercicio de sus funciones pudiera estar en riesgo”, señalo el funcionario.

Y es que el alcalde Jericó Abramo Masso recibió la quinta amenaza de muerte, razón por la cual un grupo de regidores planteó que se apruebe en Cabildo, por al menos cuatro años, brindarle una escolta para garantizar su seguridad una vez que deje el cargo.

En cuanto la propuesta de integrarse al Gabinete del gobernador Rubén Moreira, en el área de Seguridad, el Edil dijo no haberlo decidio, pues debe hablar con su familia.