UNIMEDIOS/ JESSICA ROSALES.- Con las reformas a la ley de Acceso a la Información Pública en Coahuila se establecen candados en la apertura de datos sobre la operación de fideicomisos que permitirán sepultar datos sobre la megadeuda estatal, ya que los legisladores  avalaron que la información previa a la vigencia de las nuevas disposiciones quedarán en los archivos como material reservado.

Y es que contrario a lo que se ha anunciado de que esta ley colocará al estado en la vanguardia en materia de transparencia, lo cierto es que existe un apartado de transitorios que ni el Instituto Coahuilense de Acceso a la Información, el Congreso del Estado  ni el Gobierno estatal han explicado a los ciudadanos.

Víctor S. Peña, experto en materia de transparencia  y Doctor en Políticas Públicas, explica el documento legislativo, cuya disposición establece que la información no estará disponible sino hasta pasados 365 y hasta 730 días naturales posteriores a la publicación de la reforma y no es retroactiva.

Según el artículo tercero transitorio, cuando se trate de información sobre fideicomisos públicos: “La obligación… comprende aquella (información) generada a partir de la fecha en que entre en vigor, no estando obligados a entregar aquella generada con anterioridad al inicio de su vigencia.”

“En otras palabras, el gobierno tiene otros dos años para hacer lo que quiera a través de fideicomisos sin que podamos conocer los movimientos. El candado de este transitorio, por cierto, protege todo lo de la megadeuda. Aquí no parece caber la ignorancia, sino la malicia”, señala Víctor Peña.

Expuso que esta iniciativa recién aprobada permite al gobierno realizar procesos a conveniencia respaldados en la opacidad, para al momento de tener que abrir la información queden cubiertos y avalados por la propia ley.

“Me parece delicada sobre todo en sus artículos transitorios, se establece y así se vendió también la iniciativa como el gran momento que incluso los fideicomisos  iban a estar dentro de la transparencia, pero si uno lee los artículos transitorios que por lo general uno no los lee nos damos cuenta . Me parece que en los transitorios ahí hay truco”, consideró.

El especialista dijo que por el momento no conoce de otra ley que impida a los ciudadanos conocer información pública como lo plantea la legislación de Coahuila, y destacó que a través de este camino puede quedarse el recurso que pudo utilizarse en la megadeuda dentro de los fideicomisos cuyos datos quedarán cerrados hasta casi la mitad del actual sexenio.

En torno a las sanciones que se prevén para los servidores públicos que alcanzan hasta los 60 mil pesos, indicó que el trasladar la facultad al ICAI resultará negativo ya que se escudarán en los otros poderes para ejercer esta acción, ya que a 7 años de este organismo nunca se ha aplicado ninguna a pesar de que se tenía la potestad para tal efecto.

Entrevista sobre tema a partir del minuto 8

Publicaciones similares