UNIMEDIOS/ TERESA QUIROZ.- Eglantina Canales, Secretaria de Medio Ambiente del Estado, considero que la Poza de la Becerra es un lugar lleno de valor natural, cultural y de gran belleza, por lo que se merece ser más que una alberca.

Dijo,  que Promotur no refrendó el permiso de uso del balneario natural la Poza de la Becerra, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, a través de la Profepa, clausuró dicho balneario en 2008, consideró que estas medidas son las mínimas sanciones que se le pudieron hacer  a la empresa por incumplir algunas normas.

“La poza fue cerrada por un procedimiento de justicia ambiental en donde había un incumplimiento de la ley, entonces tenemos que ser muy coherentes con eso, si hay un incumplimiento de la lay tiene que haber un castigo y el castigo es la cancelación y una multa”, expresó la Secretaria de Medio Ambiente.

Eglantina Canales, dijo que es necesario darle un mejor destino a la Poza de la Becerra y es  por eso que  siempre ha promovido que este sitio como  un lugar maravilloso donde están varias de las especies en riesgo en el estado y que por lo tanto no es justo que no se le dé el valor que realmente tiene, un valor natural, cultural y de belleza estética que considera  se merece algo mejor que ser una alberca.

Asimismo, explicó que la cuenca del Río Bravo es una de las más sobreexplotadas de México; dijo que Saltillo se encuentra en la parte más alta mientras que  Cuatrociénegas en la parte central, entonces los niveles de explotación son muy altos para un lugar que tiene precipitaciones pluviales muy bajas, abajo de los 300 milímetros que ya es un límite muy inferior al que sucede en otras partes de la República.

Agregó que la disminución es paulatina, es decir, que en temporadas la cuenca se recarga y en otras disminuye el nivel del líquido  y recalcó que en todos lados del Desierto Chihuahuense en la cuenca del Río Bravo se está viendo un nivel de sobreexplotación que rebasa la capacidad de uso, lo que denota un problema ecológico que si no se atiende podría salirse de control.

Con imágenes de Raymundo Bazaldua 

Publicaciones similares