En la gráfica, sonrientes aparecen el obispo de la Diócesis de Saltillo, Fray Raúl Vera López y el gobernador Rubén Moreira Valdez, quienes con motivo de fin de año sostuvieron una reunión que tuvo lugar en la casa del obispo y que se prolongó por más de dos horas, en las que intercambiaron puntos de vista acerca de diversos temas.

Publicaciones similares