Home >> Coahuila,Global-Internacional >> Se fortalece Hillary Clinton tras el primer debate demócrata en EE UU
Se fortalece Hillary Clinton tras el primer debate demócrata en EE UU

Los candidatos renuncian a atacar a la ex secretaria de estado y se centran en imponer los temas de justicia social en la campaña

hilla

Hillary Clinton impuso sus tablas ante las cámaras de CNN e hizo evidente la distancia entre ella y el resto de los candidatos demócratas en cuanto a experiencia en primera línea (Foto: Agencias)

POR REDACCIÓN: 

UNIMEDIOS, ESTADOS UNIDOS.- En el primer debate de primarias del Partido Demócrata, el público estadounidense vio este martes a cinco personas con experiencia diversa hablar sobre economía, políticas sociales, política exterior y clase media, quizá por primera vez en esta campaña. La propia Clinton acabó el acto destacando la diferencia con los debates republicanos. Donald Trump fue ignorado de manera insultante.

Los cinco candidatos demócratas se reducen a tres. La exsecretaria de Estado, el senador Bernie Sanders y el exgobernador de Maryland Martin O’Malley. El único plano convincente de la CNN sobre la situación del Partido Demócrata era aquel en el que salían los tres. Clinton, en el medio, dominó el debate como domina unas encuestas en las que apenas baja del 40% y llega al 79% de apoyo entre los demócratas, aparte de ser la candidata más conocida de cualquier partido con la excepción del millonario televisivo Donald Trump. Nada de esto cambió en el enfrentamiento televisado.

La campaña de Clinton tiene pocos peligros externos, su peligro es más bien de implosión. La bomba interna es su actuación como secretaria de Estado durante el asalto al Consulado de EE UU en Bengasi (Libia) en el que murieron cuatro norteamericanos. El Partido Republicano, en una cruzada por hacerla responsable de las muertes, descubrió que Clinton utilizó su correo electrónico personal para trabajo oficial. Desde entonces, Clinton se ha disculpado, ha dicho que era un error y ha entregado 55.000 páginas de emails para que sean analizados y publicados.

En el debate repitió de nuevo su defensa. Cuando llegó el turno de sus rivales para atacar el punto más débil de Clinton, el público vio entusiasmado un partido unido. O’Malley dijo: “No nos pueden definir los emails, tenemos que hablar de asuntos serios”. Sanders, en tono indignado dijo: “Los americanos están hartos de hablar de losemails. ¡Basta con los emails!” y tendió la mano a Clinton, ella le dio las gracias y el público se uso en pie. Fue el momento de la noche. “Fue el momento de la campaña, honesto, sincero”, señalo Ted Devine, asesor de Sanders en la sala de prensa a El Pais.

El gran duelo de la noche era entre Hillary Clinton y Bernie Sanders,la candidata inevitable que debía unir al partido y el candidato sorpresa que la ha obligado a situarse en asuntos peligrosos desde el punto de vista presidencial como la educación gratuita o la necesidad de regulación de la banca.

Sanders, sin embargo, tuvo que empezar por explicar qué significa la socialdemocracia en un país donde el término socialista es políticamente tóxico. Dijo que EE UU era el único país avanzado que no tiene sanidad universal y permisos de maternidad.

Comparó su propuesta con los sistemas de los países nórdicos. El tema acabó con el presentador preguntando a cada uno si se consideraba un capitalista. Clinton matizó que la defensa de esos temas no era incompatible con la defensa de la libre empresa y el pequeño negocio que identificó con la libertad misma.

Sanders tuvo sus mejores momentos en sus ataques a la gran banca. “El Gobierno no regula Wall Street, Wall Street regula al Gobierno”, dijo en un momento dado en su denuncia de la influencia de los poderes corporativos sobre la política. También brilló cuando explicó que su campaña ha renunciado al dinero de los grandes donantes y solo admite 30 dólares por persona.

Pero también en eso rehusó atacar a Clinton, que tiene detrás de ella un grupo de apoyo (super PAC, en la jerga electoral estadounidense) de recaudación ilimitada. Los asesores de Sanders explicaban en la sala de análisis que su campaña no es sobre él ni sobre Clinton, es sobre problemas concretos.

(Con información de El País)

  • La nueva era de la publicidad

  • Noticiero Capital Noticias 91.3FM

  • Acontecer/El Heraldo de Saltillo

Top