POR TERESA QUIROZ

UNIMEDIOS, SALTILLO, COAHUILA.-   Inspectores de la Coordinación Regional Norte-Centro de la Procuraduría Federal de Protección al Consumidor,  inmovilizaron alrededor de 110 mangueras de bombas, en 9 gasolineras en Saltillo, debido a que despachaban litros incompletos de combustible o en su defecto “daban de más”, debido a la ineficiente calibración de las bombas expendedoras.  Gasolineras

El delegado de PROFECO en el Estado, Sigifrido Macías Pérez, señaló que el operativo de revisión y verificación, se lleva a cabo en todo el país en forma sistemática; y aunque no específico los sitios dijo que se encontraron litros incompletos o en algunos casos cantidad mayor a la que se cobraba.

Así mismo, informó que por las anomalías detectadas en las 9 estaciones de servicio de esta ciudad se sancionará a los concesionarios con base en las multas que establece la Ley, que van desde 50 mil pesos hasta dos millones de pesos.

El delegado, aseguró que no se clausuró ninguna gasolinera porque las irregularidades se detectaron en algunas de las bombas de gasolina no en todas.

Por tanto, los expendedores del carburante tienen que subsanar las fallas por las cuales fueron sancionados para posteriormente enviar un escrito a la coordinación norte-centro donde especifiquen que ya cumplieron, el cual se turna a la Dirección General de Procedimientos, que es la encargada de realizar el procedimiento.

Aunque no preciso la ubicación exacta de dichos establecimientos, menciono que algunos de ellos, se encuentran ubicados en  comercios de Paseo de la Reforma, Bulevar Vito Alessio Robles, carretera a Los González, prolongación Otilio González, Carretera Monterrey-Saltillo, la calle AllendPe, el eriférico Luis Echeverría; además del bulevar Jesús Valdés Sánchez.

Refirió que todos los comerciantes deben calibrar sus básculas y los permisionarios de Petróleos Mexicanos (Pemex) las bombas de gasolina, durante  los primeros cinco meses del año, y hasta ahora ha cumplido con la disposición el 80 por ciento.

Macías Pérez destacó que la Profeco previene o detecta abusos de los prestadores de servicios y comerciantes para defender y proteger los derechos del consumidor, e invito as a ciudadanía que reporte dichas irregularidades, al número telefónico de lada gratuito 01800 468 87 22.