UNIMEDIOS/ANA NÚÑEZ.- Este año los municipios de Saltillo y Torreón contarán cada uno con un albergue para personas que padecen VIH-Sida, los cuales tendrán una capacidad de atención para 130 personas, informó la representante de la Organización Eux Arte y Sida Aída Badillo.

Estos municipios fueron elegidos ya que son las ciudades con mayores indicadores en casos de VIH en la capital del estado informó la activista, “una vez que nosotros compruebas empecemos a hacer estas pruebas rápidas que vamos a tener que aplicar por parte de Onusida, indiscutiblemente vamos a sacar mucho VIH de muchos diagnosticados”, añadió que lo que se intenta con la construcción de estos albergues es ayudar a encontrar alternativas sociales antes de que esta enfermedad se vuelva un problema de salud pública.

Refirió que la gente no tiene la cultura de ir a realizarse la prueba del VIH, ya que generalmente los casos que se han encontrado son tanto de hombres como mujeres que se encuentran hospitalizados y ahí les detectan la enfermedad. Aunque en algunas ocasiones personas que llegan a pedir orientación en Eux Arte y Sida lo hacen al saber que su pareja está infectada y es hasta cuando deciden hacerse la prueba.

En el caso de mujeres embarazadas refirió que muy tardíamente es cuando ellas llegan a enterarse que padecen el virus lo que dificulta la efectividad de un tratamiento profiláctico que evite que el bebé nazca padeciendo la enfermedad.

Comentó que se han integrado al Consejo Estatal de VIH-SIDA, con la intención de que se combata a esta enfermedad con los recursos necesarios y a través de una política pública estatal. La Secretaría de Salud en la entidad informó que la tendencia de la tasa de mortalidad por el virus en el estado no ha mostrado un incremento considerable durante los últimos años.

Una cifra aproximada que se tiene de los casos que se presentan en la entidad acumulados desde el año de 1983 hasta el 2011, alcanza una cifra  de mil 771, de los cuales 702 son de Torreón, 276 de Saltillo, y 153 de Piedras Negras, mientras que el resto se distribuyen en otros municipios de la entidad.

Badillo añadió que la discriminación es un problema latente entre las personas que sufren esta enfermedad, ya que la falta de información entre los sectores sociales llevan a estas personas a que en algunas ocasiones sean abandonadas por sus familiares e incluso lleguen a perder su empleo.

Imágenes de Raymundo Bazaldua

Publicaciones similares