POR JESSICA ROSALES

UNIMEDIOS/ SALTILLO, COAHUILA.- La Secretaria de Salud, Bertha Castellanos Muñoz, aseguró que la salida del Subsecretario de Promoción a la Salud, Marco Antonio Ruiz Pradis fue una renuncia voluntaria y en ningún momento se le dio de baja de la dependencia por problemas al interior, como se dio a conocer.Bertha Castellanos

A pesar de la información generada, la funcionaria aseguró que no obedeció a otros motivos y dijo será sustituido temporalmente por la doctora Marlene Sánchez Castillo.

Sin embargo, trascendió que el ex funcionario de la dependencia de Salud fue despedido para justificar el fracaso de los programas contra la obesidad y el incremento en casos de muerte por garrapatas.

En este sentido, indicó que el programa “Mídete, nútrete y actívate” no tiene una evaluación completa, y destacó que se tratan de acciones que no arrojan resultados inmediatos sino a mediano plazo, los cuales no se han obtenido hasta el momento.

Se le cuestionó si la salida de Ruiz Pradis, obedecía a diferencias personales, a lo cual Castellanos Muñoz rechazó por completo y dijo que se trataba de un juicio subjetivo.

“Él se presentó en mi oficina nada más la razón de separarse  por motivos personales, es eso solamente motivos personales”, dijo.

Así mismo, sobre las especulaciones de su salida de la Secretaría, dijo que continúa trabajando hasta que el Gobernador Rubén Moreira Valdez le adjudique esta encomienda.

En relación a la negligencia ocurrida en el Hospital General de Saltillo en donde tras una operación, los médicos dejaron unas tijeras dentro del cuerpo un paciente, la Secretaria indicó que se instruyó una investigación al respecto, aunque dijo que la Comisión de Arbitraje Médico deberá resolver al respecto.

Así mismo, omitió la identidad del responsable, argumentando que los reglamentos establecen la secrecía por la magnitud de los hechos, y en tanto no se deslinde responsabilidad no se puede dañar el prestigio del profesional de la salud.

Publicaciones similares