UNIMEDIOS/ JESSICA ROSALES.- Ante los cuestionamientos de la colaboración del ex Director de Pemex en la Universidad Autónoma de Coahuila, quien fue inhabilitado por el Gobierno Federal por irregularidades, el Rector de  la Máxima Casa de Estudios aclaró que el también ex gobernador no es un empleado ni recibe salario.

Mario Alberto Ochoa aseguró que sólo colabora con la Universidad y dijo a razón de que se pretende aprovechar su experiencia en diversos programas que está impulsando en beneficio de la comunidad estudiantil.

Lo anterior, luego del convenio entre el Gobierno del Estado y la Secretaría de la Función Pública Federal en donde acordaron no contratar a servidores públicos inhabilitados en cualquier orden de gobierno, por haber cometido actos de corrupción.

“Este no es el caso ya que Rogelio solamente está colaborando en proyectos que vienen a fortalecer  la vida académica de los estudiantes. Precisamente el 9 de noviembre el estará presentando algunos proyectos que lleva a cabo solo de manera colaborativa”, insistió.

En este sentido dijo que el 9 de noviembre se llevará a cabo la Reunión Nacional de ex alumnos de la Universidad Autónoma de Coahuila, cuyo propósito es crearla Fundación Lobos de la Institución con propósitos de apoyo para la propia Universidad, un proyecto que impulsa directamente Rogelio Montemayor.

“Este no es el caso de estar infringiendo la ley, él no percibe ningún sueldo  no puede  ni siquiera cumple las normas para poder aspirar a la Rectoría,  ni siquiera es académico,  no figura en la nómina y no cumple con ninguno de los requisitos para poder dirigir la universidad”, dijo Mario Alberto Ochoa.

Y es que fue en octubre del 2003 cuando la Secretaría de la Función Pública (SPF) sancionó administrativamente a Rogelio Montemayor Seguy, ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex), ya que acreditó que durante su gestión, en el año 2000, utilizó indebidamente aeronaves arrendadas por la paraestatal para vuelos no oficiales, ocasionado un daño al patrimonio por poco más de un millón de pesos.

Ante las irregularidades detectadas se determinó inhabilitar por 11 años a Montemayor Seguy, plazo que no ha concluido, quien durante ese periodo no podrá desempeñar ningún cargo, empleo o comisión en la administración pública federal, además de que deberá pagar una multa que asciende a dos millones de pesos.

Publicaciones similares