UNIMEDIOS/ TERESA QUIROZ.-  En los momentos en los que nos encontramos bajos de moral un comentario ingenioso o un chiste de las personas que nos rodean no solucionarán nada, pero harán que durante unos instantes nos olvidemos de nuestros problemas  y dolores y seamos capaces de esbozar una sonrisa sincera, en eso consiste la risoterapia,  así lo dijo José Raúl Segura Hernández, colaborador de los Doctores de la Risa en Saltillo.

Calificó como  increíble, que la risoterapia empieza a ser parte fundamental en los tratamientos clínicos para que los pacientes, niños, jóvenes y adultos, cuenten con más herramientas para vencer la enfermedad.

Dijo que la risoterapia ayuda a eliminar los problemas personales por medio de la risa y, además, contribuye a la mejora de la salud mental y física de las personas,  y aseguro que estas iniciativas basadas en el trabajo del creador de esta alternativa medica Patch Adams, son realmente loables debido a que representan un motivo para alcanzar la felicidad y para olvidar tensiones al menos de forma temporal, así, por ejemplo, las visitas de payasos a hospitales infantiles ayudan a eliminar la tristeza y el estrés en los pequeños hospitalizados.

Expresó que hasta el momento ya son más  de 150 voluntarios que a través de 5 años al servicio a la comunidad, siguen regalando sonrisas y vida a todos los enfermos de la localidad, contando con el reconocimiento y certificación por parte de la Secretaría de Salud del Estado.

El “Doctor Rojito” como se hace llamar José Raúl Segura Hernández, también dijo que los estudios científicos han comprobado que cuando el paciente sonríe su sistema inmunológico se fortalece y tiene más ánimo para salir adelante.

Comentó que este movimiento se e hace llamar Doctores de la Risa porque la palabra doctor no se refiere exclusivamente a la profesión de atender y curar físicamente, sino que un doctorado se refiere a una especialización “en algo”, por ejemplo doctor en filosofía, en economía, o en historia.

“Este es un doctorado en la risa ya que existen diferentes tipos de preparación, no de niveles porque todos somos iguales pero si calificados de manera distinta para atender a pacientes en diferentes situaciones”, explica.

Expresó que aquí los voluntarios son  de oficio taxistas, luchadores, panaderos, amas de casa, estudiantes y abogados y se han convertido en aliados de los médicos para ayudar en los procesos de sanación de los enfermos a través de la risa.

“La finalidad es llevar el humor a niños en hospitales, ancianos vulnerables y enfermos terminales. Está científicamente comprobado que ante la presencia de una risa franca el cuerpo secreta sustancias como la dopamina, la endorfina y la serotonina que alivian el dolor, calman la ansiedad y aceleran la recuperación de los pacientes al subir las defensas del sistema inmunológico” dijo .

Cabe mencionar que aparte de ese momento de felicidad, el hecho de disfrutar de unas carcajadas de vez en cuando tiene una serie de importantes beneficios para la salud, ya que al reír, el cerebro segrega una serie de endorfinas que producen efectos muy beneficiosos.

El primero de estos efectos es que esas endorfinas pueden actuar como drogas naturales sin efectos secundarios, reduciendo el dolor físico, a su vez, la adrenalina que se segregan a partir de las carcajadas ayudan a potenciar la creatividad y la imaginación.

Las sonrisas y las carcajadas son un ejercicio físico con más beneficios de los que se cree, estas no provocan arrugas en el rostro, ya que al reír una persona estimula alrededor de 400 músculos distintos, llegando a fortalecerlos, incluso a quemar calorías.

Y además, cuando una persona está riendo durante unos minutos sus pulmones funcionan de una forma más correcta, haciendo que se rebaje la presión de la sangre al recibir una mayor cantidad de oxígeno.

Con imágenes de Raymundo Bazaldua

Publicaciones similares