UNIMEDIOS/ JAZMÍN HILARIO.– En Coahuila actualmente  el Infonavit registra una cartera vencida de 18 mil trabajadores que por diferentes motivos han incumplido con el pago de su crédito para la vivienda ante esta instancia federal; sin embargo, pese al rezago ningún despacho ni la dependencia pueden retirar el inmueble si no existe una orden judicial.

Lo anterior lo explicó el delegado en Coahuila, Ignacio Gómez Martínez, quien se deslindó de aquellos despachos que se dedican a amenazar y hostigar a los acreditados, quienes aprovechando la ignorancia de los trabajadores les señalan que le quitarán su patrimonio por un determinado adeudo, pues dijo, antes de esta acción es necesario iniciar un juicio pues de lo contrario se estaría cometiendo un delito.

Uno de los factores que ha llevado a este instituto a tener cartera vencida, dijo, es el cierre de industrias maquiladoras en el ramo automotriz, situación que no solo afectó los índices de desempleo, si no que también repercutió en los bolsillos de los trabajadores.

Explicó que a diferencia de los despachos que se dedican a desalojar a los habitantes de las viviendas argumentando que tienen facultades para hacerlo y no es así, en el Infonavit se cuenta con un despacho que está certificado, en él se graban todas las conversaciones y tienen un código de ética, donde si algún trabajador se ve hostigado, el Instituto lo sanciona y  eso representa un beneficio para el trabajador.

Advirtió que hasta el pago del saldo total puede quedar finiquitado si un empleado del Infonavit cae en el hostigamiento ante el trabajador, ya que la mecánica para tener contacto se basa en la grabación de conversaciones, además de un código de ética, situación que de no cumplirse será acreedor a una sanción que finalmente beneficiará al acreditado.

“Hoy en día no hay despachos que utilicen estas prácticas, nosotros primero tenemos la cobranza preventiva, donde promotores de solución  van y ofrecen un producto de  reestructura al trabajador, le hacen un estudio socioeconómico y se ve la manera en que la renta puede ser cobrada”, manifestó el delegado.

Sin embargo, estos despachos también son rechazados por algunos trabajadores que no tiene la intención de pagar al instituto.

La prórroga que el instituto da para continuar con los pagos es de 24 meses, además del seguro de desempleo y convenios rechazados, si esto no resulta, el caso pasa a cobranza judicial, donde los trabajadores tienen las mismas oportunidades de reestructurar su crédito y si no se llega a un acuerdo, el asunto se va directamente ante  un juez.

Las medidas que deben ser tomadas en cuenta por el trabajador para detectar si el despacho corresponde al Infonavit, , expuso, es la identificación del promotor, la cual tiene el logotipo del instituto y puede ser corroborara por vía telefónica.

“Lo que estamos buscando es que realmente los promotores de solución, certificados en el Infonavit, que aplican su código de ética, son los que ofrezcan estos productos y no como algunos vivos que de repente están haciendo travesuras”.

A la fecha, Gómez Martínez, indicó que son pocas las denuncias que han recibido por esta anomalía, aún así el Infonavit continúa actualizando sus procesos para evitar que personas denominadas “coyotes”, se favorezcan sin ningún derecho y afecten a quienes tienen un crédito limpio.

Cuando un trabajador pierde relación laboral y deja de pagar al instituto por tres meses, su vivienda cae en cartera vencida, dentro de este rubro también incluye las casas abandonadas.