UNIMEDIOS/ TERESA QUIROZ.- Son  mil 800 casos de VIH positivo que hay en Coahuila , de los cuales la mayoría son hombres, quienes en su mayoría fueron contagiados por sostener relaciones sexuales con personas de su mismo sexo y sin tener protección, así lo informó la Secretaria de Salud.

 Bertha Castellanos, destacó que los casos son los acumulados desde el año 1983; en el 2011, de lo cuale  65 fueron detectados, mientras que en este año solo se presentaron 6 casos nuevos en el estado, siendo la mayoría en hombres con edades de entre los 25 y 47 años.

Señaló que las prácticas sexuales entre los hombres se llevan a cabo sin protección, lo que se considera uno de los más fuertes factores de riesgo para la trasmisión de la mortal enfermedad, así como el uso de jeringas usadas e infectadas por el virus.

 Destacó que aunque la enfermedad se manifiesta varios años después de contraer el virus, es recomendable realizarse las pruebas rápidas de detección, mismas que se aplican en todos los puntos de salud.

 “Tenemos un total de 400 pacientes en tratamiento de antivirales, que representa uno de los logros más importantes,  de los casos iniciales solo el 60% que teníamos registro han fallecido,  85 en los dos últimos años”, explicó.

 Bertha Castellanos, destacó que para el sector es lo más importante en la cuestión preventiva, ya que sin ella no habría cambios en la manifestación de la enfermedad en cuanto a casos, y estos se dispararían de forma considerable si la población no toma en cuenta la urgencia de protegerse cuando se sostienen relaciones sexuales con varias parejas.

Y aclaró que aunque hay otras formas de transmisión de la enfermedad, como es el uso de jeringas utilizadas tanto médicamente como para el consumo de drogas; el factor sexual se encuentra por encima de todos los factores de riesgo.

 Para finalizar, la Secretaria de Salud, hizo mención a que aunque los riesgos de que un niño pueda ser infectado a través de la madre son altas, en Coahuila los casos registrados se presentan en su mayoría en hombres adultos, por lo que consideró más preocupante el número de casos en la población mayor.