Al Cesar lo que es del Estado, y a Dios lo que es de la Iglesia.                                                                          

Libro: 100 mitos de la historia de México 2.

ARTICULO 24. TODO HOMBRE ES LIBRE PARA PROFESAR LA CREENCIA RELIGIOSA QUE MAS LE AGRADE Y PARA PRACTICAR LAS CEREMONIAS, DEVOCIONES O ACTOS DEL CULTO RESPECTIVO, SIEMPRE QUE NO CONSTITUYAN UN DELITO O FALTA PENADOS POR LA LEY.
(REFORMADO MEDIANTE DECRETO PUBLICADO EN EL DIARIO OFICIAL DE LA FEDERACION EL 28 DE ENERO DE 1992)

EL CONGRESO NO PUEDE DICTAR LEYES QUE ESTABLEZCAN O PROHIBAN RELIGION ALGUNA.
(REFORMADO MEDIANTE DECRETO PUBLICADO EN EL DIARIO OFICIAL DE LA FEDERACION EL 28 DE ENERO DE 1992)

LOS ACTOS RELIGIOSOS DE CULTO PUBLICO SE CELEBRARAN ORDINARIAMENTE EN LOS TEMPLOS. LOS QUE EXTRAORDINARIAMENTE SE CELEBREN FUERA DE ESTOS SE SUJETARAN A LA LEY REGLAMENTARIA.
(REFORMADO MEDIANTE DECRETO PUBLICADO EN EL DIARIO OFICIAL DE LA FEDERACION EL 28 DE ENERO DE 1992)

 

Aquí un texto de la Reforma aprobada al artículo 24 Constitucional aprobada en Comisión.

Se trata de una redacción propuesta por la Dip. Enoe Uranga, donde nos comenta que, de manera informal en el transcurso una semana atrás, a la que le fueron incorporadas otras aportaciones hechas también en forma individual por la Dip. Teresa Incháustegui. Señalando que a insistencia de diputados del PRI y el PAN, se llevaría a cabo un evento donde se mezclarían la religión y el poder legislativo, cosa que nos les pareció del todo agradable a algunos diputados de algunas otras fracciones parlamentarias, alegando que el artículo 24 de nuestra constitución es muy claro en decir que cualquier religión debe quedar fuera de todo acto político o público, con carácter de privilegiar a algunos cuantos. .

Sin embargo, eso no justifica lo que se he planteado en la multicitada reunión, a dicho del Dip. Encinas y del Dip. Jaime Cárdenas los diputados de oposición no fueron convocados, fueron excluidos de la votación y discusión; el mismo Presidente de la Comisión de Procesos Constitucionales envió un oficio declarando la ilegalidad de la reunión.

Y más allá de lo que diga la reforma del artículo en concreto, en el cuerpo del Dictamen (particularmente en los considerandos) se sigue abriendo la puerta para que la jerarquía católica pueda adueñarse de algún medio masivo de comunicación (canal de televisión abierta), así como la posibilidad de otros riesgos que no hemos podido valorar en su justa dimensión dado que no tenemos la versión final del documento íntegro.

Por ello e independientemente de que reconozco que el texto del referido artículo refleja mis planteamientos, he dejado señalada mi convicción de la ilegalidad de la reunión en la que el dictamen fue votado y el rechazo a un dictamen del que solo conocemos el artículo que se reforma.

Aquí el Texto aprobado

“Todo individuo tiene derecho a la libertad de conciencia y de religión y a tener o adoptar, en su caso, la de su agrado. Esta libertad incluye el derecho de participar, individual o colectivamente tanto en público como en privado, en las ceremonias, devociones o actos del culto respectivo, siempre que no constituyan un delito o falta penados por la ley. Nadie podrá utilizar los actos públicos de expresión de esta libertad con fines políticos, de proselitismo o de propaganda política”.

Publicaciones similares