UNIMEDIOS/CHRISTYAN ESTRADA.- Después de siete meses de haber renunciado a la dirigencia nacional del PRI, el ex gobernador de Coahuila, Humberto Moreira Valdés, reapareció en la escena pública, al emitir su voto este domingo, en una de las casillas ubicadas en la colonia Lomas de Lourdes, donde tiene su domicilio en la ciudad de Saltillo.

“Yo vengo a ejercer mi voto, por el mejor candidato que es  Enrique Peña Nieto, en mi libertad como ciudadano, ya no soy funcionario ahora si puedo decir lo que antes tenía uno que callar al salir de la casilla”, declaro Morería Valdés al ser cuestionado sobre su futuro político.

El ex mandatario coahuilense, llego a la casilla acompañado de cuatro de sus seis hijos y de su esposa Vanessa Guerrero.

Humberto Moreira Valdés propuso que después de esta contienda se deben de dejar de lado las rencillas “Tenemos que unificarnos todos por un México más justo, un México más justo, un México que logre su desarrollo, un México en el cual se disminuya la pobreza y la marginación, un México en el que haya más empleo”.

El  profesor Humberto Moreira Valdés, fue entrevistado después de votar, por los representantes de diversos medios de comunicación que durante cuatro horas esperaron su arribo a la casilla, donde ha votado desde que era alcalde de Saltillo.

Aseguro estar tranquilo y agradecido con la vida, porque nunca había tenido la oportunidad de haber convivido con su familia como hasta ahora; “Obviamente duelen las traiciones, ver a la gente que tu quieres y confías, sin embargo ver hacia adelante y no detenerse en riñas y peleas, en estos siete meses aprendí a perdonar a no dejar ni guardar rencores”.

Señalo que durante su ausencia en la escena pública, se encontraba en su casa de Saltillo y solo viajo a la ciudad de México un par de ocasiones, para visitar al dentista “Tenia dos colmillos que los tenia chuecos me los afile, aquí estuvo todo el tiempo, vi a algunas gentes de aquí de Saltillo,  a muchas amigas, amigos, estuve aquí en la casa leyendo, viendo películas”.

Afirmo que incluso tuvo reuniones con varios periodistas y directores de medios de Comunicación del estado y la ciudad de México.

El ex dirigente del PRI, se negó a hablar sobre los temas de la mega deuda de Coahuila y las acusaciones que pesan sobre su Tesorero Javier Villareal, aunque prometió que pronto ofrecerá una rueda de prensa para dar sus opiniones al respecto, “Hay tiempos de guerra, y hay tiempos de paz, hay tiempos de hablar y tiempos de callar “.

Finalmente y sin precisar nombres Humberto Moreira Valdés revelo que serán las autoridades quienes se encarguen de juzgar a las personas por las cuales se siente traicionado, “Gentes en las que confías y que yo no soy juez para estar juzgando a nadie, tenían que ser las autoridades judiciales las que revisen eso”  concluyo al ser insistentemente cuestionado sobre las acusaciones que pesan en contra de su ex tesorero Javier Villareal.

Publicaciones similares