Home >> A la Báscula >> Que Torreón esté a toda madre

A la basculaPor Julián Parra Ibarra

Aunque hubo algunos a los que no les agradó un reciente comentario que hice respecto de que Miguel Ángel Riquelme Solís, el alcalde electo de Torreón, es un tipo honesto y transparente, tengo la impresión de que la suya será una administración diametralmente opuesta a la que encabeza su compadre Lalo Olmos.

Miguel ha mostrado, me parece, un real interés y preocupación por responder a la exigencia de las circunstancias, la responsabilidad que los torreonenses le confirieron en las urnas el pasado 7 de julio ¿Por poca diferencia? Sí, es cierto, y creo que es de las cosas que tiene presente, está consciente de que las cosas no fueron fáciles, o mejor dicho, sabe que fueron muy complicadas.

Aún antes de tomar posesión, de cierta forma Riquelme Solís ya ha venido operando y abonando para que su administración arranque desde el primer día, no con reuniones de planeación ni de proyecciones de qué  se podría hacer para mejorar las condiciones del municipio torreonense.

No, viene trabajando justamente para empezar a dar soluciones desde el primer día, que es lo que quieren los ciudadanos; respuestas a sus necesidades, y cercanía con el acalde de su ciudad, independientemente de por cuál de las opciones votaron el día de la jornada electoral.

A través del que será su tesorero, Enrique Mota, ha tenido una cierta influencia en la elaboración del anteproyecto de la Ley de Ingresos y el presupuesto de egresos, y hace bien en tener participación, porque finalmente es el que se apruebe, el presupuesto con el que empezará a trabajar en su administración.

Se pretende, de acuerdo a lo aprobado por la Comisión de Hacienda –aunque falta y se espera que se logre el aval del Cabildo en pleno este mismo lunes-, tener ingresos por unos mil 558 millones de pesos, aunque de manera paralela trabaja ya con el Gobierno Federal para la obtención de recursos etiquetados de los múltiples programas que existen para el apoyo de los municipios de todo el país, pero que en la mayoría de los casos los alcaldes no sólo desconocen los mecanismos para ‘bajar’ los recursos, sino que incluso ignoran la existencia de la multiplicidad de programas que están a su alcance.

De acuerdo a las condiciones en que recibirá el Municipio, Migue Riquelme sabe que tiene que dar tiros de precisión en todas, pero particularmente en las primeras acciones que emprenda al tomar posesión el 1 de enero próximo. Por ello ya junto con su equipo analiza la forma de reducir hasta en 25 por ciento el rubro de gastos personales -de nómina pues- sin afectar la operatividad de las dependencias.

Tiene tal conocimiento de cómo están las cosas al interior de la administración, que sabe que ello es posible. Planea también una reingeniería organizacional, mediante la cual podrían desaparecer algunas direcciones o en su defecto fusionarse con otras para optimizar no solamente los recursos económicos y materiales, sino también los humanos.

Para ir conociendo experiencias exitosas en ciudades progresistas del país, es que este lunes Riquelme Solís emprende una gira para visitar a Bárbara Botello en León, quien recuperó para el PRI la capital –no la formal que es la ciudad de Guanajuato, pero sí la industrial y económica-, de aquella entidad, que el PAN había mantenido desde hace 24 años cuando Carlos Medina Plascencia se convirtió en el primer alcalde panista en el Estado.

También visitará a Roberto Loyola Vera en la capital queretana, y una de las ciudades con mayor crecimiento económico del país, y que ha logrado un desarrollo, increíble hasta hace pocos años.

Luego irá a Tijuana y Ciudad Juárez donde verá las experiencias en materia de seguridad y prevención al delito, en dos de los municipios que llegaron a ser considerados como los más violentos del país, y que actualmente –sobre todo Tijuana-, lograron una pacificación casi absoluta. Casi, no absoluta. Y eso es justamente lo que pretende para los próximos años para Torreón, que igualmente en al menos tres meses del año pasado, fue considerada la ciudad más violenta de México y una de las más violentas del mundo.

Entre sus proyecciones de acuerdo con el proyecto de Ley de Ingresos ya elaborado, se tienen destinados para su primer año de gobierno invertir cerca de 250 millones de pesos en servicios públicos tan básicos como el alumbrado, la pavimentación, agua potable y alcantarillado, que él sabe que se los van a dejar en pésimas condiciones tras dos administraciones que los dejaron en el olvido.

También, se tienen -por decirlo de alguna manera- ‘etiquetados’ unos 300 millones de pesos para la obra pública, para la infraestructura urbana. Es decir, Miguel no está sentado esperando a   que se llegue el día que tenga que poner de pie y levantar su brazo derecho para decir ‘sí protesto’.

Miguel sabe que del trabajo que realice su administración, depende que su partido conserve no solamente la alcaldía torreonense en la siguiente elección, sino la gubernatura.

Y como es de los municipios ‘grandes’ el único que se ganó en las pasadas elecciones, se espera también un cobijo, un apoyo y un respaldo más sólido para Torreón por parte del gobernador Rubén Moreira, para que nuestro Municipio de verdad crezca, para que salga del atraso, para poder ‘rescatar del rescate’ a Torreón.

Para que a Torreón le vaya ‘a toda madre’, pues.

En su más reciente visita a Torreón, el gobernador Rubén Moreira Valdez externo y reiteró que ‘Torreón está a toda madre’. Todavía no lo está, Gobernador, y aunque ese es el sueño de todos los laguneros –no sólo de los torreonenses, porque este es el municipio eje de nuestra Región-, estamos todavía distantes de lograrlo después de un par de administraciones desastrosas, de abandono, de olvido, de ‘valemadrismo’.

Si lo dijo como un buen deseo para los laguneros, se lo agradecemos, y deseamos que tenga usted boca de profeta. Ojalá que con Miguel Riquelme, Torreón y todos los laguneros –no sólo los torreonenses- estemos ‘a toda madre’.

  • La nueva era de la publicidad

  • Noticiero Capital Noticias 91.3FM

  • Acontecer/El Heraldo de Saltillo

Top