POR ALMA DE LA ROSA FLORES

UNIMEDIOS/ SALTILLO, COAHUILA.- A pesar de disolver algunos convenios con concesionarios del transporte público y desaparecer el proyecto Saltibus, el alcalde de Saltillo, Isidro López Villarreal, advirtió que no bajarán las tarifas y, por el contrario, sugirió que éstas podrían sufrir un nuevo incremento el próximo año. Transporte público

Lo anterior, pese al exhorto del Congreso del Estado en donde se le solicita al edil regresar al cobro de tarifas que se tenía antes del proyecto Saltibus, ya que no se cumplieron los compromisos ante la ciudadanía, además de que ese fue el pretexto para subir los costos del pasaje.

El alcalde destacó que los transportistas le han informado que todo el año no se tiene el mismo volumen de usuarios, por lo que durante 8 meses aproximadamente se revisará la situación para establecer los nuevos costos en base a las mejoras.

“Si queremos un camión con aire acondicionado, porque los que llegaron no son con aire acondicionado, porque una cosa es lo que se propuso y otra la que se entregó, pero es muy simple lo que se hace transparente lo que se dice, pues bueno, si queremos con aire acondicionado, a lo mejor hay que subirle 20 centavos a la tarifa y lo consultaremos con la ciudadanía para ver si están de acuerdo”, advirtió.

Asi mismo, aseguró que los concesionarios se comprometieron con la autoridad a dar a conocer los costos, inversión e ingresos de este sistema de transporte, además de que de las 800 unidades que se proyectaban, podrían disminuirse a 600 para otorgar un mejor servicio.

Sobre el sistema de prepago, dijo que este mecanismos continuará, por lo que las tarjetas Saltibus permanecen vigentes y pueden recargarse sin problema.

“Lo vamos a vigilar cuando empezamos tenía 30 por ciento de quejas( la recarga), ahorita no andamos más que en dos por ciento de las quejas, sigue habiendo quejas pero hay que definirlo en números”, dijo el munícipe.

Publicaciones similares