POR JESSICA ROSALES

UNIMEDIOS/ SALTILLO, COAHUILA.- El Presidente Municipal, Isidro López Villarreal, informó que se proyecta ampliar las banquetas de la calle Aldama, y colocar barandales para proteger a los peatones en esa zona del Centro con alta afluencia de personas y camiones del transporte urbano, motivado por el accidente ocurrido el pasado sábado. ISIDRO LÓPEZ VILLARREAL

El alcalde de Saltillo, declaró que el accidente de un camión del transporte público que quitó la vida a una mujer, motivará medidas que permitirán dar seguridad y una política de prevención para la ciudad, mismas que serán asumidas con acuerdos entre el gobierno municipal, concesionarios y usuarios del servicio.

Agregó que se revisará la necesidad de medidas similares en otras zonas donde pueda haber peligro.

“Juntos, entre todos, en un ambiente de acuerdos, donde no se trate de responsabilizar a otros, sino de colaborar entre los involucrados, vamos a modernizar el servicio para que sea seguro, eficiente y no vuelva a ocurrir nunca más una situación como esta”, expresó.

Isidro López refirió que el Municipio actuará conforme a la ley y el reglamento en materia de transporte público.

Observó lo señalado en el Artículo 139, fracción IV, del Reglamento de la Ley de Tránsito y Transporte del Estado, que indica que los operadores del servicio público perderán la licencia cuando se determine su responsabilidad en un accidente de tránsito que provoque lesiones o muerte a alguien.

También el artículo 77 de la referida ley, en su fracción VII, que expresa que la cancelación de una concesión opera cuando el titular de la misma, con motivo de la prestación del servicio, incurre en accidentes de tránsito en los que por su responsabilidad se causen daños de gravedad a las personas o sus bienes.

Las autoridades responsables deberán atender en su momento al deslinde de responsabilidades.

Publicaciones similares