UNIMEDIOS/ARANTZA FLORES.- Unos 300 taxistas provenientes del municipio de Torreón protestaron frente al edificio del Congreso de Coahuila en contra, de lo que ellos consideran un costo elevado de la renovación de 2 mil 777 concesiones que vencieron en el 2011.

Cerca de las 2 de la tarde, los inconformes arribaron al Palacio Legislativo y bloquearon dos de los carriles del Bulevar Francisco Coss para manifestar su descontento por el costo de las renovaciones, que será de 30 mil pesos.

De acuerdo a contraloría municipal de Torreón, los choferes de autos de alquiler pagarán un 15 por ciento menos si liquidan en julio y un 10 por ciento si lo hacen en agosto, sobre el costo de 30 mil pesos que fija la Ley de Ingresos 2012.

Al respecto, el presidente del Consejo Estatal del Transporte, Simón Lamas Moreno indicó que las concesiones vencieron el año pasado, pero el Ayuntamiento de Torreón no notificó a los choferes el pago que debían hacer y que en ese tiempo era de 5 mil 266 pesos.

Uno de los inconformes, dijo que la principal inconformidad era el aumento del costo de la renovación que está muy por encima del que se paga en otras ciudades como Saltillo.

“No puede ser posible que en Saltillo solamente se paguen 4 mil 700 pesos para la renovación de las concesiones y nosotros tengamos que pagar 30 mil pesos. Pedimos la intervención del Gobernador para tener un trato justo”, dijo el afectado.

Algunos manifestantes coincidieron en que el incremento se debe a que parte de los recursos se utilizarán para el fondo de pensiones de los trabajadores municipales, por lo que no consideran justo el cobro.

Tras estacionar los vehículos en Bulevar Francisco Coss, los taxistas ingresaron a la oficina del diputado Francisco José Dávila Rodríguez en busca de respaldo oficial a sus reclamos.

Al municipio de Torreón ingresaron la semana pasada 3.2 millones por este concepto de las nuevas concesiones, las cuales tendrán una vigencia de 30 años.

Publicaciones similares