POR TERESA QUIROZ

UNIEMDIOS/ SALTILLO, COAHUILA.- A raíz de la aparición Ángel Berkowitz, Secretario Particular del alcalde de Saltillo, en un reality show estadounidense; regidores del PRD y PRI afirman que este comportamiento afecta la imagen y la credibilidad del Ayuntamiento, por lo que exigieron se realice el antidoping a todos los funcionarios municipales.  images

Lo anterior, luego de que se pusiera en duda la calidad moral del funcionario a quien se exhibe como un adicto a ciertos medicamentos, situación que fue aclarada por el productor del show, quien explicó sólo se trató de una actuación del saltillense.

Alfredo Martínez Guajardo, regidor del PRD, expuso que previamente a dichas publicaciones, ya se le había propuesto al alcalde que realizará estas pruebas de salud; sin embargo, no recibieron respuesta, por lo que en próximas sesiones de cabildo estarán insistiendo en que se autoricen dichas pruebas.

Destacó que en algún  momento el regidor priista , Abraham Tobías, solicitó por medio de un escrito ante la Secretaria del Ayuntamiento la realización de exámenes antidoping a los funcionarios de primer pero se les ha negado, por lo que seguirán insistiendo en esta práctica a fin de proporcionar tranquilidad a los ciudadanos acerca de sus servidores públicos.

“Tenemos conocimiento de que algunos de ellos tienen problemas incluso de adicciones, yo creo que es un ejercicio sano, en este caso nuestra opinión es que la ciudadanía juzgue la calidad moral que tienen los servidores públicos para darle certeza a los saltillenses de que no hay ninguna irregularidad con las personas que dirigen la ciudad,” puntualizó el regidor.

Señaló que estas acciones afectan de manera directa el trabajo de todos los que componen el Ayuntamiento ya que, dijo, el día de mañana no van a hablar de Isidro López ni del funcionario en particular, sino que  se verá involucrado todo el equipo de trabajo.

Por su parte, la regidora priista Bertha Castellanos, coincidió en que debe existir un cuidado de la imagen personal, pues al verse involucrado en este tipo de actos, se  afecta la imagen no solo del funcionario sino del Ayuntamiento.

“Evidentemente tenemos derechos y libertades, pero cuando uno trabaja en el servicio público tiene que ser muy vigilante de que las acciones que tienes en tu vida personal sean congruentes con el trabajo”, dijo Bertha Castellanos.

Señaló que el que se realice un  antidoping es algo que se viene pugnando y que de alguna manera puede influir en el trabajo de un funcionario, pues una mala decisión por una adicción podría afectar a los ciudadanos.