UNIMEDIOS/ANA NÚÑEZ.- El obispo Raúl Vera declaró durante una misa de desagravio celebrada a un costado del cereso varonil, que el sacrilegio cometido en la capilla de este centro de readaptación por autoridades durante un cateo en su interior el lunes de esta semana, es un reflejo de la corrupción y el desorden que imperan actualmente en la sociedad mexicana.

Sentenció que la Pastoral Penitenciaria es coadyuvante para la recuperación de las personas internas, y con cariño y respeto hacia ellos, sacerdotes, laicos, y religiosos, trabajan para traer consuelo, auxilio espiritual y facilitar el crecimiento humano necesario a la recuperación integral de quienes han tenido la desgracia de vivir en estas condiciones.

Expresó que la eucaristía de desagravio es una acción con la que se pide perdón por este delito, pero también incluye la intención de subsanar ante Jesús todas las faltas de respeto e injurias que personalmente recibe en cada una de las personas presas.

“Hacemos un llamado a las autoridades federales y estatales, a que trabajen por recuperar estos espacios que ante los ojos de Cristo, son sagrados, porque él no quiere que se pierda quien ha cometido un yerro en la vida, sino que se recupere totalmente, y vuelva a servir a su familia y a la sociedad entera”, afirmó.

Destacó que el trabajar a favor de las personas que se encuentran en detención no es una carga, sino un privilegio con el que buscan defender el derecho a la libertad religiosa de ellas y ellos, con el afán de defender el derecho de libertad religiosa de toda la ciudadanía mexicana que cuenta con una religión.

El obispo de la diócesis de Saltillo hizo hincapié en que el derecho que tienen los reclusos a una readaptación con procesos que se lleven en paz y en serenidad, se debe reflejar mediante procedimientos que respeten su derecho a la justicia en sus respectivos casos penales.

“Esta defensa que hacemos hoy aquí, es por el derecho que todos tenemos a que se purifiquen de corrupción las estructuras responsables de procurar e impartir la justicia en nuestro México”, sentenció Vera.

Quien subrayó  la necesidad de articular una sociedad justa y solidaria que propicie las condiciones en las que no sea necesario exponerse a un delito para poder sobrevivir. Finalmente exigió a las autoridades federales y estatales, el respeto al valor sagrado que representa la eucaristía para todos los católicos de este país y del mundo.

 

Imágenes de Raymundo Bazaldua


Publicaciones similares