UNIMEDIOS / EDUARDO SANTOS.- La fundación alemana Heinrich Böll Stiftung recopiló diversos testimonios  y reflexiones de personas que a nivel local han padecido o abordado el problema de la violencia y de la inseguridad que dieron como resultado la publicación de “Picar Piedra”, un libro con el que se pretende demostrar que es posible superar la parálisis del miedo y desatar procesos sociales donde sean compatibles la seguridad y el respeto a los derechos humanos.Presentan el libro "Picar Piedra"

Lo anterior se destacó en la presentación de este libro que lleva como subtítulo: “Iniciativas Ciudadanas Frente a la Violencia”, con la presencia de Jorge Verástegui como parte de FUUNDEC  (Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila), Rodrigo Montelongo por Grafitos,  Rodolfo Aguirre Reveles de la Fundación Heinrich Böll Stiftung y su directora Annette von Schönfeld Schumannstr.

Rodolfo Aguirre y Annette Von Schönfeld Schumannstr, de la fundación que promueve los derechos humanos, la democracia y el respeto al medio ambiente, mencionaron que objetivo del libro es que los lectores se den cuenta de que existe esperanza para enfrentar la violencia en todos sus tipos a través de iniciativas locales.

“Buscamos llamar la atención porque tenemos una sociedad paralizada e indolente, y la otra es tratar de borrar estigmas de la gente involucrada en hechos de violencia. La estrategia a nivel federal fue errónea y sólo se dedicó a atacar un aspecto, no redujo ni pudo solucionar nada”, comentó Rodolfo Aguirre.

Rodrigo Montelongo, de Voluntades por Coahuila, destacó la importancia de no etiquetar a las personas por su forma de vestir o por el hecho de ser “chundos”, pues dijo pueden salir adelante tal como lo hizo Juan Antonio Ortiz Hernández, joven que comenzó en el grupo Grafitos y que está a dos meses de convertirse en ingeniero.

“Picar Piedra” representa, para Jorge Verástegui, la memoria histórica desde 2009, pues primero fueron 12 familias las que se unieron para buscar a 21 personas desaparecidas y hoy están en la búsqueda de 280.

Mencionó que ya no se pide justicia, porque se sabe que en México es imposible conseguirla, pues lo único que se encuentra es impunidad ya que desde el 2009 se pidió ayuda de funcionarios quienes no dieron respuesta.

“La autoridad no estaba haciendo nada, era por dos cosas, porque no sabía o porque no quería”, destacó.

Verástegui indicó que es necesario tratar de mover esa indolencia que existe en la sociedad, pues aunque no hay ninguna respuesta al problema en “Picar Piedra” lo que sí valores importantes en cada una de las experiencias que se cuentan ahí.

 “El monstruo es enorme, cada vez crece más, nuestras fuerzas siguen unidas, pero lamentablemente no hay la respuesta social que quisiéramos, por eso en esto hemos decidido emplearla para nuestra demanda fundamental: encontrar a nuestros desaparecidos. Estamos seguros de que vamos a encontrar el pedazo de vida que nos arrebataron, aunque en ella se nos vaya nuestra propia vida”, subrayó el vocero de Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos.

Publicaciones similares