UNIMEDIOS/ TERESA QUIROZ.- En el marco del Día Mundial de Prevención del Embarazo No Planificado en Adolescentes 2012, el Director del Ateneo Fuente, Miguel ángel Rodríguez,  destacó que dentro de la institución que dirige el Índice de jóvenes en estado de espera es bajo, ya que de toda la institución solo  se cuenta con tres mujeres estudiantes  embarazadas.

Destacó que este no es un motivo de deserción que preocupe a la institución, ya que de 550 alumnos que ingresan año con años se gradúan más de 480, dejando un rango de deserción de  8 por ciento, de los cuales  quedan fuera por aspectos académicos, en primer lugar, sociales en un segundo plano y por ultimo económicos .

Indicó que  las  actividades que se realizan durante todo el año están enfocadas en dar a conocer los diferentes métodos anticonceptivos y que durante la presente semana  instituciones tanto públicas como privadas llevaron a cabo programas sobre la salud sexual y reproductiva.

Y es que la Organización Mundial de la Salud (OMS), considera adolescente toda aquella persona que se encuentra entre los 10 y 19 años de edad y el embarazo en este período es calificado de alto riesgo debido a las repercusiones que acarrean hacia la salud tanto de la madre como del producto.

Aseveró, que aunque el índice de jovencitas embarazadas es muy bajo, se sigue trabajando para que sea nulo, a través de pláticas, conferencias, semanas de la salud, entre otras actividades que invitan no solo a las mujeres sino a los jóvenes en general a llevar una vida sexual más responsable.

Y es que cabe mencionar que actualmente Coahuila ocupa el cuarto lugar nacional respecto a los índices de embarazos en adolescentes, según cifras proporcionadas anteriormente por el DIF Coahuila, donde se registra un padrón superior a las 200 jóvenes embarazadas, cuyas edades fluctúan entre 12 y 18 años, de las cuales alrededor de 68 corresponden a menores de entre 12 y 15 años de edad.

Esto a pesar de las constantes campañas para prevenir los embarazos entre adolescentes las cifras van en aumento, pues en los últimos dos años del total de alumbramientos reportados, un 31.8 por ciento son en jóvenes, lo que equivale a un promedio de 3 mil 400 por año.

Dando a conocer que el embarazo no deseado o a temprana edad, no sólo trunca las carreras que puedan tener los adolescentes, sino que estos no están preparados para una responsabilidad de tal magnitud, por lo que consideró  que es necesario no sólo hablarles a los jóvenes, sino también involucrar a los padres de familia.