UNIMEDIOS/ TERESA QUIROZ.- Tras haberse reportado como desaparecidos 21 elementos de la policía municipal en días pasados, el Alcalde de Saltillo aseguro que estos nunca estuvieron desaparecidos, solo se ausentaron de sus labores por 4 días, periodo que les valió la baja inmediata de la corporación de seguridad, según lo establecido en el reglamento de seguridad de dicho organismo.

Yo ya lo había dicho, tal vez ustedes (medios de comunicación) no quisieron editorializar, pero ya no fueron a jalar, ¿Qué dice eso? pero lo cierto es que después de las detención ya no vinieron a trabajar y ahí andan” expresó el Edil.

Jericó Abramo Masso, indicó que si bien estos elementos habían aprobado sus exámenes de control y confianza, se ausentaron misteriosamente tras la captura de 9 elementos de la policía municipal, de los cuales, hasta el momento 2 de ellos se encuentran en la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) mientras que los demás en el Ministerio Publico local.

Señaló que es por eso que después de la baja de cada uno de los elementos se lleva a cabo un proceso de seguimiento para saber dónde están y a que se dedican después de haber pertenecido a la organización de seguridad.

Destacó que gracias a los operativos de seguimiento, fue que el pasado fin de semana fueron arrestados y puestos a disposición de la SIEDO, dos elementos por estar involucrados con el asesinato del capitán Ignacio Meza Rueda, Subdirector Operativo de la Policía saltillense.

Todos ellos habían aprobado los exámenes de control de confianza, recién aplicados en este año, confirmó el alcalde Jericó Abramo Masso y dio a conocer que con esta nueva depuración, ya suman 467 policías preventivos que son dados de baja durante los últimos 11 meses.

“No hay (policías) desaparecidos, eso es mentira”, aseveró, “todos están entre el Ministerio Público y en la SIEDO. A los que dejaron de presentarse se les dará seguimiento por el área de inteligencia, que junto con Plataforma México, se verá a qué se dedicarán una vez fuera de la corporación”.

“Se hizo la detención de varios policías municipales después de una investigación que hicieron en coordinación la Marina Armada de México, la Policía Municipal de Saltillo, con su grupo especial, y la Procuraduría General de Justicia del Estado; dos policías fueron trasladados a la SIEDO”, agregó.

Admitió que las pruebas de confianza no deben ser la única mediada para detectar a los elementos corrompidos, “Son necesarias, porque son un indicador, pero se deben hacer investigaciones adicionales”, concluyó.

 

 

Publicaciones similares