UNIMEDIOS/ TERESA QUIROZ.-  En la actualidad los policías de Saltillo reciben por lo menos 3 mil pesos más de salario que el promedio nacional que es de 9 mil 250 pesos, es decir que los oficiales en la capital de Coahuila llegan a percibir un sueldo que oscila entre los 12 mil pesos hasta más de los 20 mil dependiendo del cargo, aseguró el alcalde de Saltillo, Jericó Abramo Masso.

El edil, aseguró que pese a que el número de policías no cubre el promedio de ciudadanos por habitante, la policía municipal de Saltillo es más eficiente ya que los elementos que actualmente se desempeñan como efectivos son confiables y están acreditados por los exámenes.

Cabe señalar que en anteriores declaraciones del funcionario municipal, indicó que en total son 740 elementos, los que se encuentran operando en toda la ciudad, a sabiendas que las necesidad de seguridad que enfrenta el país requiere un mínimo de mil 500 policías en Saltillo.

Por lo que, como medida precautoria,  las autoridades policiacas decidieron aumentar los turnos de 8 a 12, pero además el alcalde Jericó Abramo Masso informó que se abrirán 300 plazas, de las cuales ya se encuentran en capacitación 160 aspirantes a ser policías, esto con el fin  disminuir la incidencia delictiva.

Destacó que la capacitación en la academia para los elementos tendrá una duración de tres meses, además de reiterar que el sueldo que reciben los elementos de la corporación es el más alto de todos los municipios del estado.

Aclaró  que todas las entidades mexicanas viven un momento complicado en cuanto a la incidencia de delitos y que dentro de esta administración no se van a tolerar malos elementos en la corporación, ni a quienes se presten a cuestiones delincuenciales o que extorsionen a la gente.

El alcalde, Jericó Abramo Masso, expresó la intención de mejorar aún más el sueldo y las prestaciones de ley que los actuales elementos de seguridad perciben,  además de brindarles un mejor servicio de seguro médico y de vida.

Dijo que al policía hay que hacerlo profesional ya que si ellos logran visualizar que la carrera policial tiene mucho futuro, brindaran un mayor y mejor servicio, llegando a que los futuros altos cargos ya no sean de militares, sino de personal capacitado, confiable y acreditado.