POR JESSICA ROSALES

UNIMEDIOS/ SALTILLO, COAHUILA.- Luego de que la Casa del Migrante de Saltillo acusó a la policía Preventiva de actos de tortura, la dependencia municipal rechazó los señalamientos y dejó en claro que las detenciones de estas personas se hicieron por actos delictivos, incluso en algunos casos tratando de vender grandes cantidades de droga.Casa del Migrante en Saltillo

Clemente Yáñez, titular de la institución de seguridad pública, expresó que la dependencia a su cargo no fabrica delincuentes y todas las acciones de detención se hicieron apegadas a la ley, por lo que invitó a los activistas a acercarse para verificar los procedimientos que se realizan en este tipo de casos.

“Nosotros no aseguramos migrantes, aseguramos migrantes que incurren en la comisión de delitos o faltas administrativas, hemos detenido aproximadamente a 20, de los cuales les puedo decir que hay 18 hondureños, un salvadoreño y un guatemalteco, que los aseguramos vendiendo, en su poder con más de 100 dosis de droga”, apuntó.

La Casa del Migrante de Saltillo declaró que policías municipales detuvieron de manera ilegal a varios integrantes de una familia de centroamericanos, con el argumento de que transportaban drogas, golpearon a un varón adulto y a dos mujeres las violaron en presencia de sus hijos

“No hay un solo caso señalado fehacientemente que indique que nosotros hayamos incurrido en un abuso de autoridad o algo por el estilo, no hay uno sólo entonces ignoro de donde viene todo eso”, aseveró.

Clemente Yáñez, dijo que se han respetado sus derechos humanos y pidió que se presenten las pruebas correspondientes de los dichos para proceder en consecuencia, las cuales dijo hasta el momento no se han mostrado, pues insistió no hay evidencias de las acusaciones.

Explicó que algunos se detuvieron con flagrancia y se pusieron a disposición del Ministerio Público, de migración así como autoridades federales, quienes son las facultadas a proceder en consecuencia.

 

UNIMEDIOS/ JESSICA ROSALES.- Luego de que la Casa del Migrante de Saltillo acusó a la policía Preventiva de actos de tortura, la dependencia municipal rechazó los señalamientos y dejó en claro que las detenciones de estas personas se hicieron por actos delictivos, incluso en algunos casos tratando de vender grandes cantidades de droga.

Clemente Yáñez, titular de la institución de seguridad pública, expresó que la dependencia a su cargo no fabrica delincuentes y todas las acciones de detención se hicieron apegadas a la ley, por lo que invitó a los activistas a acercarse para verificar los procedimientos que se realizan en este tipo de casos.

“Nosotros no aseguramos migrantes, aseguramos migrantes que incurren en la comisión de delitos o faltas administrativas, hemos detenido aproximadamente a 20, de los cuales les puedo decir que hay 18 hondureños, un salvadoreño y un guatemalteco, que los aseguramos vendiendo, en su poder con más de 100 dosis de droga”, apuntó.

La Casa del Migrante de Saltillo declaró que policías municipales detuvieron de manera ilegal a varios integrantes de una familia de centroamericanos, con el argumento de que transportaban drogas, golpearon a un varón adulto y a dos mujeres las violaron en presencia de sus hijos

“No hay un solo caso señalado fehacientemente que indique que nosotros hayamos incurrido en un abuso de autoridad o algo por el estilo, no hay uno sólo entonces ignoro de donde viene todo eso”, aseveró.

Clemente Yáñez, dijo que se han respetado sus derechos humanos y pidió que se presenten las pruebas correspondientes de los dichos para proceder en consecuencia, las cuales dijo hasta el momento no se han mostrado, pues insistió no hay evidencias de las acusaciones.

Explicó que algunos se detuvieron con flagrancia y se pusieron a disposición del Ministerio Público, de migración así como autoridades federales, quienes son las facultadas a proceder en consecuencia.

Publicaciones similares