POR TERESA QUIROZ

UNIMEDIOS, SALTILLO, COAHUILA.- A pesar del Convenio de la Igualdad laboral firmado en Coahuila y la existencia de convenios para proteger a los trabajadores, la exclusión por apariencia física, entre las que se encuentra portar tatuajes, persiste en empresas de la entidad, señaló la Secretaria del Trabajo Felícitas Molina.

Felícitas Molina Duque

La funcionaria estatal indicó que son diversas las quejas que se reciben en la Secretaria del trabajo, por parte de ciudadanos que al momento de solicitar un empleo, son rechazados en la mayoría de las veces por su apariencia física o por ser mujeres.

Aunque no precisó el número de quejas que en la dependencia a su cargo se presentan, Molina Duque, puntualizó que todavía se dan casos de discriminación hacía las personas tatuadas o con alguna marca en el cuerpo.

Refirió que pese a la existencia de convenio de equidad y género, vigente desde el 2009 y promovida por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, sólo dos empresas están certificadas con este ordenamiento, por lo que actualmente se encuentran trabajando para aumentar la inclusión en el sector productivo.

Respecto a la discriminación de género, destacó que siguen siendo las mujeres las más afectadas, pues en ocasiones pese a que se les contrata no se paga lo justo por su mano de obra, o son sometidas a trabajos poco aptos para ellas.

Publicaciones similares