UNIMEDIOS/TERESA QUIROZ.- El nulo mantenimiento al sistema de alarmas en el Municipio de Acuña que alerta sobre posibles catástrofes ha colocado en riesgo a 5 mil personas asentadas en zonas de inundación del Río Bravo, advirtió el diputado local de la UCD, Evaristo Lenin Pérez. 

“No hay peor irresponsabilidad que la que, desde los puestos de gobierno, ponen en riesgo la seguridad de la población” indicó el diputado haciendo referencia al caso omiso del mantenimientos de las alarmas.

Hizo un llamado al municipio fronterizo de Acuña donde  en el  2011, crecieron de manera importante los puntos de peligro para sus habitantes, tal y como lo muestra el dictamen emitido por el Atlas de Riesgo elaborado por Protección Civil del Estado.

Por lo anterior presentó un punto de acuerdo para exigir al Municipio de Acuña atender los rezagos de atención a estos equipos, la cual fue aprobada en el Congreso Local.

Dio referencia  de que al menos 40 colonias con cinco mil personas ubicadas en ciudad Acuña, se encuentran asentadas en zonas de inundación del Río Bravo y destacó que más que una cifra, son vidas que no deben ponerse en riesgo.

Estando próximos los días de lluvias intensas, y habiéndose vivido una tormenta considerable en las últimas fechas, indicó que  vale la pena reflexionar al respecto y tomar medidas preventivas para no tener que lamentase después.

Dijo que la administración pasada realizo una inversión de 3 millones de pesos, donde se instaló un sistema de alerta temprana para la prevención de desastres, que por cierto se encuentra dentro de los sistemas mas avanzados del país

Este sistema permite a los habitantes de Acuña y Piedras Negras, prepararse para una evacuación antes de que llegue la inundación proveniente del río Bravo y de sus afluentes, además de que un sistema de monitoreo atmosférico permite saber con anticipación las condiciones para la formación de un tornado.

De acuerdo con los protocolos definidos, todos los sábados al medio día debieran hacerse funcionar la alarma a manera de esquema de preparación y concientización de la población. Pues de acuerdo con la información con que se cuenta, hace aproximadamente cuatro meses no se ha cumplido con este protocolo y el sistema de alarmas adolece de un mantenimiento mínimo indispensable.

“Las omisiones también son errores. Trabajemos de manera preventiva a favor de la  seguridad e integridad de los coahuilenses” destacó.

Con estas consideraciones y con fundamento en los artículos 170, 171, 172 y demás relativos de la Ley Orgánica del Congreso del Estado de Coahuila, someto a la consideración de esta Honorable Asamblea, que aceptó por unanimidad la iniciativa.

   Con imágenes de Raymundo Bazaldúa

Publicaciones similares