Home >> Tendencias >> No te tortures si tu hijo te desespera
No te tortures si tu hijo te desespera

¿Te ha pasado que cuando te empieza a hacer un mega berrinche o no quiere comer te desesperas a tal grado que piensas seriamente en darlo en adopción? Está bien, no es para tanto, pero tal vez sí has querido dejarlo una temporada en la casa de tu hermana o tu suegra porque sientes que si vuelves a escucharlo gritar la palabra “mamá” vas a explotar.

No importa que la rabieta sea pequeña o grande, comienzas a perder el control con mayor frecuencia. Por extraño que parezca, lo que estás sintiendo es normal y no debes culparte por ello: no eres una “mala madre” y tampoco quieres menos a tu hijo.

Es común que pienses que debes ser la “mamá perfecta”. Sin embargo, eso es un mito y la solución está en buscar formas nuevas de lidiar con su comportamiento, y sobre todo, no atormentarte por esos momentos de descontrol.

El primer paso es calmarse, pues de nada servirá que le grites o regañes si no estás tranquila. Por ejemplo, si no quiere irse a la cama, no intentes llevarlo a la fuerza. Explícale que estás cansada y ofrece contarle un cuento o cantarle una canción hasta que se duerma. Aquí algunos tips que pueden ayudar a controlarte:

Rompe el silencio: si estás enojada o necesitas más apoyo en sus cuidados, platícalo con tu pareja o familia

No dejes que las críticas de los demás te afecten; nadie nació sabiendo criar a un hijo y tú eres la única experta en la educación del tuyo

El estrés es común actualmente, pero evita desquitarte con él por los problemas que pudiste tener durante el día

No lo regañes ni eleves la voz todo el tiempo. Intenta explicarle claramente lo que sientes cuando actúa así, incluso si es muy pequeño

Establece reglas sencillas. Si sabes que te molesta que tire la ropa por toda la casa, déjale muy claro que colocarán la sucia en el cesto para tener orden y felicítalo cuando lo haga

Evita acceder a todas sus peticiones sólo para prevenir el llanto. Sé constante y coherente al marcar límites

¡Diviértete! Sal con tu esposo o tus amigas. Cambia tu rutina y encuentra momentos para distraerte. Ser mamá es tarea de tiempo completo, pero organizándote podrás relajarte y estar de mejor humor

  • La nueva era de la publicidad

  • Noticiero Capital Noticias 91.3FM

  • Acontecer/El Heraldo de Saltillo

Top