POR TERESA QUIROZ

UNIMEDIOS/ SALTILLO, COAHUILA.- Al considerar que el trabajo de seguridad no solo depende de las autoridades estatales y municipales, el Presidente de la CANACO en Saltillo, Alejandro Pepi de la Peña, invito a los agremiados a la Cámara a realizar la compra de cámaras de vigilancia que permitan prevenir algún atraco en sus establecimientos. 1371652906_520770521_2-Camaras-de-Vigilancia-Tlalnepantla-de-Baz

El empresario señaló que la compra de estos instrumentos de seguridad no es costosa, por lo que la mayoría de los agremiados podría hacer el esfuerzo de instalarlos en el inmueble que se desea proteger, con el fin de mantener un mayor control de quién entra y sale, además de las actividades que se llevan a cabo dentro de los comercios.

Reiteró su petición a los afiliados de CANACO región sureste a realizar el esfuerzo de comprar e instalar cámaras en los establecimientos, ya que consideró que la perdida por robo no se compara con la inversión de contar con un circuito cerrado.

“Estamos pidiéndole afanosamente a nuestros afiliados que pongan su sistema de seguridad, que pongan cámaras que es un equipo que no es costoso y que sí inhibe fuertemente la actividad delictiva, no podemos dejarle toda la carga al municipio o al estado, necesitamos nosotros vigilarnos y coadyuvar con las autoridades  en ese sentido” manifestó Pepi de la Peña.

“Son desembolsos económicos de alrededor de 7 u 8 mil pesos; es un equipo sencillo, una computadora una o dos cámaras cada una puede costar alrededor de 500 pesos, 50 dólares; o sea,  es más lo que te afecta un evento delictivo a que le apliques recurso en esto” señaló el Presidente de la CANACO.

Dijo que esta propuesta no surge de la nada, pues consideró que gracias a las cámaras es posible encontrar a los delincuentes captándolos infraganti, y ahí es donde radica la importancia de volverse ciudadanos vigilantes, programa que ha funcionado exitosamente en países de primer mundo.