Con información de CNNMÉXICO

Profesores opositores a la reforma educativa del gobierno federal en Guerrero desconocieron al gobernador Ángel Aguirre Rivero como interlocutor para resolver sus demandas debido al “hostigamiento” del gobierno local en su contra, según denunciaron. guerrero-toma-seg-2

Walter Añorve, vocero de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación Guerrero (Ceteg), una organización disidente del gremio nacional, anunció que desde este momento el magisterio disidente buscará entablar diálogo con los diputados locales para tratar sus demandas.

Los inconformes esperan que el Congreso estatal discuta de nuevo una iniciativa de reforma a la ley de educación local que fue rechazada la semana pasada.

A través de ella buscaban ajustar las evaluaciones aprobadas en la reforma educativa, promulgada en febrero por el presidente Enrique Peña Nieto, a un esquema local de diagnóstico de la educación en Guerrero que no afecte sus derechos laborales.

“No nos pidieron nuestra opinión, el gobierno federal debe saber las condiciones en las que están nuestras escuelas, que vean en La Montaña y las zonas rurales”, reclamó Añorve al señalar las deficiencias en las que trabajan los maestros en las regiones rurales de Guerrero.

Además acusó a las policías locales y federales de ser responsables de retener a profesores de su organización como medida de intimidación.

“Hay policías que paran a los compañeros, los amedrentar y les dicen ‘ustedes estuvieron en el relajo del viernes (en la Autopista del Sol)’, los tienen ahí y ya los dejan irse en su coche”, afirmó el maestro en una conferencia de prensa.

Como medida de presión a las autoridades locales, este martes algunos integrantes de la Ceteg colocaron cadenas y cerrojos en los accesos de las oficinas de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG) con lo que declararon tomadas las instalaciones.

“Hoy tenemos un movimiento fuerte, plural y que viene del pueblo, eso debe quedar claro”, dijo Añorve al exigir a los medios de comunicación que haya una cobertura “justa” sobre sus acciones.

Afirmó que el gobierno los ha intentado minimizar, por lo que este miércoles realizarán una marcha masiva en Guerrero en la queparticiparán los integrantes de las policías comunitarias del estado, los civiles armados que hacen guardias de autoseguridad en sus localidades, como ya lo han hecho desde esta semana.

Según la Ceteg, al menos 3,000 las escuelas en el estado han suspendido las clases. El paro laboral afecta a miles de estudiantes desde el 25 de febrero, cuando comenzaron las movilizaciones.

La secretaria de Educación en el estado, Silvia Romero Suárez, reconoció que en las regiones de La Montaña alta y la Costa Chica de Guerrero es en donde existe el problema de paro laboral por el respaldo al magisterio disidente.

La plantilla de maestros de Guerrero es de aproximadamente 75,000 profesores, de los cuales, 30,000 integran la Ceteg; el resto pertenecen al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Publicaciones similares