POR REDACCIÓN

UNIMEDIOS/ SALTILLO, COAHUILA.- La Secretaría de las Mujeres presentó el diagnóstico sobre la situación que enfrentan las mujeres pertenecientes a los kikapú y los Negros Mascogos, quienes aún son víctimas de discriminación debido a las tradiciones de sus tribus.Negros Mascogos

La reunión de trabajo tuvo lugar en el Salón Gobernadores de Palacio de Gobierno; la encabezaron la titular de la dependencia, Luz Elena Morales Núñez; la responsable de la Procuraduría de la Familia, Teresa Araiza Llaguno, y el Fiscal Especial para la Atención de Delitos Cometidos en Agravio de Mujeres y periodistas, Alfonso Yáñez Arreola.

Luz Elena Morales Núñez, Secretaria de las Mujeres, explicó que para el Gobierno de Rubén Moreira Valdez es de gran relevancia atender las necesidades y la problemática que enfrenta la población femenil de las dos tribus, que tienen su asentamiento en la comunidad de El Nacimiento, localizada a 30 kilómetros de la cabecera municipal de Múzquiz, en la región Carbonífera.

Los representantes de la Compañía “Fortaleza y Equidad para las Mujeres”, Raúl Antonio Meraz Ramírez y Martha Isela Fernández, presentaron una amplia  exposición  sobre la investigación que desarrollaron el año pasado en torno a ambas etnias.

En ese contexto, explicaron que tanto en los kikapús (que tienen la nacionalidad mexicana y estadounidense), como en los Negros Mascogos predominan las costumbres y tradiciones que en muchas de las ocasiones van en detrimento de sus mujeres,

La secretaria de las Mujeres indicó que lamentablemente para las mujeres de las dos tribus, los maltratos y discriminación que reciben de los varones, “todavía lo ven como un asunto normal y siempre alegarán que se encuentran bien aunque reciban agresiones físicas, verbales o sicológicas de parte, no sólo de sus parejas, sino de gran parte de sus compañeros”.

Asimismo, dijo que a iniciativa de la Secretaría a su cargo, se pidió a los representantes de la mencionada Compañía consultora la investigación en torno a las condiciones en que viven las mujeres de las dos tribus.

De acuerdo al diagnóstico correspondiente, abundó, se analizará la posibilidad de retornar a las dos comunidades con la finalidad de ofrecer programas estatales que contribuyan a su superación individual o grupal.

Se detectó que la gran mayoría de la población femenina de los kikapús y de los Negros Mascogos carecen de Educación Básica, y son objeto de discriminaciones.

Hay que resaltar, apuntó, que en el caso de los primeros ellas y ellos cuentan con mejor posición económica e incluso contratan como trabajadoras domésticas a mujeres de la segunda tribu mencionada.

Finalmente, expresó que la encuesta también reveló que la población femenil de las dos etnias tampoco reciben atención médica por lo que se promoverá que, en coordinación con las autoridades de Salud, se les ofrezcan consultas periódicas en sus mismas comunidades.