UNIMEDIOS/ TERESA QUIROZ.-  Tras ingresar a una de las albercas del balneario “El Molino” después de haber ingerido alimentos,  Edwin Ismael Bernal Gutiérrez de tan solo 3 años de edad, perdió la vida la tarde de este miércoles, según señaló Armando de la Rosa, Director de  Protección civil, el infante después de comer entró acompañado de un familiar en una piscina que no era apta para pequeños, en un momento y por un grave descuido se originó la tragedia. 

“el padre o el tío, no se percató que su pequeño hijo había tragado agua, y al mismo tiempo por lo lleno que se sentía puesto que acababa de comer, quiso devolver el alimento, pero el agua y la comida taparon sus vías respiratorias; asimismo, los elementos de socorro que valoraron al menor señalaron que pudo haber contribuido el bolo alimenticio que tenía el niño para que se ahogara” comentó Alberto de la Rosa.

El salvavidas del parque recreativo trató inútilmente de reanimar al infante, y de manera inmediata se llamó a los servicios de emergencias pero para cuando ellos llegaron al lugar de los lamentables hechos ya nada se pudo hacer por la vida del pequeño. El grupo de rescate sólo constató el fallecimiento del menor.

Fue alrededor de las 15:00 horas cuando una ambulancia particular llegó hasta el balneario “El Molino”, ubicado sobre el bulevar Jesús Valdés Sánchez, a la altura de la colonia Aurora, y al revisar al menor se percataron que ya no presentaba signos vitales.

Elementos de Protección Civil municipal y del Cuarto Grupo de Homicidios de la Procuraduría General de Justicia arribaron al lugar. Asimismo, los agentes de Servicios Periciales comenzaron la labor de desenredar los dimes y diretes que tanto padres del menor como del personal del lugar se decían, esto para saber quién era el responsable de la muerte del niño.

Una primera línea de investigación señalaba que el niño se encontraba con su madre, quien portaba ropa no apta para el lugar, siendo retirada de la alberca donde el menor fue dejado unos segundos sin la respectiva supervisión del adulto.

Otra línea sugiere que Edwin estaba acompañando a su padre mientras éste nadaba y que el menor tragó agua broncoaspirándose, aunado a que aparentemente el niño había comido mucho alimento.

Por otra parte, el directivo de Protección Civil municipal, Alberto de la Rosa, comentó que los agentes del Ministerio Publico se encuentran realizando las diligencias pertinentes y que aún desconoce si el sitio sería clausurado, ya que no ha recibido orden alguna para proceder, tiempo durante el cual se desahogarán las respectivas pruebas.

 

Publicaciones similares