UNIMEDIOS/ JESSICA ROSALES, ARANZA FLORES.- Alrededor de las 8:30 horas de este miércoles, se produjo un accidente en un pozo de carbón, propiedad de la empresa Minera El Progreso, S.A. de C.V., ubicado en el Municipio de Muzquiz, en el estado de Coahuila, el cual llevaba operando una semana que dejó como saldo la muerte de 7 trabajadores cuyos restos ya fueron rescatados.

El delegado de la STyPS, Manuel de Jesús Hernández Roha confirmó que los propietarios de la empresa minera son una sociedad de Rubén Eduardo Morales y Federico Quintanilla  éste último ex alcalde del municipio de Progreso.

Así mismo, reveló en base a información preeliminar que 6 de los 7 trabajadores fallecidos habían sido dados de baja del IMSS por lo tanto no contaban con seguridad social.

Se informó que por instrucciones de la titular de la STPS, Rosalinda Vélez, el Director General de Inspección Federal del Trabajo, Alejandro Alcántara Torres y  el Delegado Federal del Trabajo, Manuel de Jesús Hernández Rocha, se trasladaron al lugar de los hechos para coordinar las labores de inspección; el Subprocurador General de Asuntos Foráneos de la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (PROFEDET) Daniel Ornelas, también se encuentra en trayecto a Coahuila, para brindar apoyo y asesoría a familiares y trabajadores.

El centro de trabajo donde ocurrió el accidente es operado por la empresa Minera El Progreso, S.A. de C.V., la cual ya había sido inspeccionada en 16 ocasiones por la STPS, derivado de lo cual, se había ordenado la restricción de acceso a uno de los pozos por carecer de salida de emergencia. A la fecha, están en curso dos procedimientos sancionadores contra dicha empresa y se le había impuesto ya una multa económica.

Una vez concluídas las labores de rescate se practicarán las diligencias de inspección para determinar el cumplimiento a la normatividad laboral en materia de seguridad e higiene por parte de la empresa.

La STPS lamentó el accidente ocurrido y dijo que continuará realizando las acciones de inspección relativas a centros de trabajo de alto riesgo en todo el país, aplicando las sanciones que correspondan con todo el rigor de la Ley ante cualquier incumplimiento.

Por lo menos siete mineros quedaron atrapados esta mañana de miércoles tras registrarse una explosión en un pocito de carbón en la carretera Aura-La Florida, en el poblado Barroterrán localizado en el municipio de Múzquiz.

Según un reporte preliminar, entre los atrapados se encuentran varios integrantes de una sola familia, los cuales no han sido identificados, pero presuntamente se encuentran asegurados por parte de la empresa.

Al lugar también arribaron autoridades de Protección Civil municipal y estatal, así como de la Secretaría del Trabajo para iniciar las investigaciones de esta nueva tragedia al interior de un pocito minero.

Los pozos de carbón son socavones verticales, de los cuales los mineros trabajan con escasas medidas de seguridad.

Cabe recordar que el pasado 3 de mayo del 2011 hubo un derrumbe en un pozo de carbón del municipio de Sabinas, donde perdieron la vida 14 mineros.

Publicaciones similares