UNIMEDIOS/ Jazmín Hilario.-Michelle Guadalupe Rodríguez es una niña de 5 años de edad que cada semana acude al Centro de Rehabilitación Infantil Teletón tras diagnosticarle inmovilidad en sus piernas; acompañada de su madre, Norma Alicia Guzmán, se trasladan desde Galeana, Nuevo León, a la capital del estado para continuar con las sesiones de  rehabilitación, las cuales, a decir de su madre, ya han rendido fruto, pues su hija ya tiene movimiento en las piernas, diagnóstico que le había sido negado.

“Cuando ella salió del hospital me dijeron que todo estaba bien, ella tenía 5 meses y no se sentaba, cumplió el año y nada, entonces me dijeron que la llevara con un doctor y él fue quien me comentó que la niña había nacido así”, narra Norma Alicia, madre de la menor.

Acompañada de su pequeña hija Michelle Guadalupe Rodríguez, doña Norma llega a Saltillo desde Galeana, Nuevo León, tiene ya tres años repitiendo esta rutina, la cual realiza con gusto y agradecida al saber que el desarrollo de su niña va en aumento.

Siete días al mes visita el Centro de Rehabilitación y asegura que no importan los kilómetros que tenga que recorrer con tal de estar presente en el logro de su hija, pues asegura que las piernas de la pequeña Michelle tendrán movilidad completa y añora con ansias el verla caminar por cuenta propia, además de acompañarla en cada peldaño que escale hasta que sea una mujer profesionista y con aspirciones.  

“Yo dejo mi casa en Galeana los domingos, porque los lunes tiene la cita a las 8:00 de la mañana y la atienden aquí hasta el vienes, ese día ya me regreso con mi familia, yo lo hago por la niña, porque yo la he visto que ha cambiado y no quiero dejarla, quiero seguir adelante con ella”, recalcó la madre de familia.

Además de Michelle, tiene otro hijo de 15 años, quien le ayuda con los cuidados de su hija, por fortuna su familia la ha apoyado en todo momento, pero eso no quiere decir que no se haya enfrentado a críticas y limitaciones, pues el hecho de traer a su hija en silla de ruedas, es un foco de atención para la gente, sobre todo para los niños que la señalan de inmediato.

“Mi hijo la cuida mucho, sí se llevan muy bien, está al pendiente de lo que hace y para él no representa ninguna diferencia verla en silla de ruedas, al contrario, le da ánimos y le dice que pronto va a caminar, ella se emociona porque sí lo entiende”, sostuvo.

Doña Norma sabe que aún existen personas que se mantienen escépticas ante la Fundación Teletón y se dirige a ellas diciéndoles que la ayuda que ha recibido su hija es palpable, los invita a cooperar con esta causa que ha ayudado a cientos de niños.

“Yo les digo que traigan sus niños porque el CRIT si ayuda mucho, mi hija cambio bastante, que donen porque hay muchos niños que en realidad si lo necesitan y las familias se lo agradecemos mucho porque si nuestros hijos están aquí, es por ustedes”, finalizó.