UNIMEDIOS/ Jazmín Hilario.- Entre gritos, pancartas, máscaras alusivas al gobernador electo Rubén Moreira y al presidente Nacional del PRI Humberto Moreira Valdés, un grupo de manifestantes panistas acudieron al Congreso del Estado para exigir se retome el tema de la deuda.

 Encabezados por Luis Fernando Salazar, ex delegado de la Sedesol de Coahuila y quien colaboró en la campaña de Guillermo Anaya para la gubernatura, además de los diputados Miguel Batarsa, Miguel Ángel Wheelock y el ex diputado local César Flores, los panistas irrumpieron la ceremonia donde se realizaba la comparecencia de Marcos Jesús Durán Flores, Pablo González González y Ramón Alberto Cepeda González, secretarios de Fomento Económico, Turismo, y Fomento Agropecuario, respectivamente.

 Los diputados del PAN se mantuvieron al margen de lo que sucedía dentro del Congreso, algunos del PRI se levantaron molestos, aunque permanecieron en la sala en que se llevó a cabo la rendición de cuentas de los funcionarios estatales.

 Desde las 11:30 los manifestantes llegaron al Palacio Legislativo y entraron a la sala, evitando que transcurriera con normalidad las comparecencias, y pese a que los tricolores exigían respeto, los quejosos fueron indiferentes a esas peticiones.

 Los simpatizantes del PAN se mofaron del ex Gobernador de Coahuila, Humberto Moreira y del Gobernador electo, con máscaras que portaron una decena de asistentes, entre ellos Luis Fernando Salazar quien utilizó una del líder nacional del PRI.

 En el sitio también se entregaron tarjetas, con diseño de cupón  que denominaron “Tarjeta, La deuda de la Gente”, en la que aseguran, el endeudamiento es de 50 mil millones de pesos, mismos que se pagarán a un plazo de 40 años.

Cabe mencionar que de acuerdo a la información vertida sobre este tema, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, establece que la deuda asciende a 37 mil millones de pesos, y la autoridad estatal ha señalado que se pagará en un periodo de 20 años.

AUDIO   Manifestacion

Publicaciones similares