Home >> Tendencias >> Los pies, reflejo de la personalidad y la salud, pero también de lo que siente por ti
Los pies, reflejo de la personalidad y la salud, pero también de lo que siente por ti

Son nuestro punto de apoyo, dirigen nuestros pasos y nos hacen falta para caminar pero, ¿sabías que los pies representan nuestra posición frente al mundo?

Pues así es, los pies dicen mucho de nosotros mismos porque tienen que ver con la nuestra actitud ante la vida, la comprensión hacia nosotros mismos y nuestra vida pasada, presente y futura.

También son un indicativo de nuestra forma de ser (además de darnos muchas pistas sobre nuestra salud), tanto que se puede saber mucho de una persona, de su carácter y estado de ánimo, mirando sus pies.

¿Quieres saber si la chica o el chico que te gusta es optimista, extrovertido o agresivo? Entonces presta atención a sus pies.

Imre Somogyi, autora de Reading Toes: Your Feet as Reflections of Your Personality (Ebury Digital), los clasifica en cuatro grupos principales en función de la forma de sus dedos:

Pie griego: El segundo es más alto y estrecho que el gordo y sobresale respecto al resto, dibujando un triángulo. Este pie nos habla de alguien muy trabajador y emprendedor, que destaca por ser noble y alegre, amante de la familia y de las relaciones interpersonales.

Sus dueños suelen ser personas muy dinámicas, activas y entusiastas que tienen que hacer cosas todo el rato. Esto es bueno, y malo. Por un lado, contagian su optimismo y energía convirtiéndose en el punto de referencia y apoyo para su familia y amigas, y son líderes potenciales. Por otro, pueden tener problemas de estrés y dificultades para relajarse.

Pie egipcio: Los dedos son alargados y están inclinados hacia el dedo gordo, que se estrecha en la parte superior y acaba en punta. Por eso se le conoce como pie de ‘aguja o afilado’ y se relaciona con personas soñadoras e idealistas que suelen tener mucha imaginación y una vida interior muy rica.

Lo malo es que cuando se chocan de bruces con la realidad la cosa no resulta tan divertida. Su estado de ánimo puede cambiar a menudo y su actitud ‘rebelde’ puede ser fuente de conflictos.

Pie cuadrado: todo dedos, incluido el gordo, tienen una longitud similar. A excepción del meñique claro. Cuando alguien pies “de campesino” (con forma de rectángulo) estamos ante una persona racional y analítica que no suele dejarse llevar por los ‘prontos’ sino que examina al detalle las cosas antes de tomar una decisión.

También corresponde a personas tímidas y sensibles, con capacidad para escuchar a los demás y empatizar.

Pie romano: es el más común y equilibrado, con los dedos en forma descendente. Es típico de una persona con un cuerpo bien proporcionado, de naturaleza sociable y extrovertida.

También se conoce como pie “de aire” porque su forma armónica y proporcionada hace que la persona sea ligera, no en un sentido físico, sino que le gusta aprender cosas nuevas y participar en experiencias intelectuales, estimulantes e innovadoras. Por eso se dice que éste tipo de pie es propio de los viajeros.

La doctora Patti Wood, autora del libro Success signals: A guide to Reading body language, va más allá al afirmar que la manera en que usamos y colocamos los pies revela lo que sentimos por los demás.

Para Wood los pies, y por ende, los dedos, están relacionados con la respuesta innata de huida o lucha que se activa cuando creemos que estamos en peligro.

Por esta razón, si tu cita los coloca cerca de ti, indica que no quiere escapar sino que quiere permanecer a tu lado. “Los pies indican donde quiere ir el corazón”, concluye la experta en lenguaje corporal.

Es decir, la forma de sus pies puede ayudarte a descubrir qué tipo de persona es, pero si lo que te interesa es saber lo que siente por ti, mejor mira hacia dónde se dirigen las puntas de sus pies. Puede que su tronco esté en otra dirección, pero si sus pies se dirigen hacia ti, es una señal positiva.

  • La nueva era de la publicidad

  • Noticiero Capital Noticias 91.3FM

  • Acontecer/El Heraldo de Saltillo

Top