UNIMEDIOS/ CHRISTYAN ESTRADA.- Un total de  21 menores reportados como desaparecidos originarios del Estado de Coahuila y 7 adultos que los acompañaban, han sido localizados por la Procuraduría General de Justicia del Estado, desde que se firmó el primer convenio en ciudad Acuña para la implementación de la alerta Amber, informó Laura Cavazos, Directora de Enlace Institucional de la Subprocuraduría de atención a personas no localizadas.

“Es muy importante que la ciudadanía confié en la autoridad, a veces nosotros batallamos para que los familiares nos faciliten las fotografías de las personas desaparecidas” señaló la funcionaria.

Laura Cavazos indicó que en 14 ocasiones se ha activado la alerta Amber en la entidad, y en todos los casos se lograron resultados positivos, ya que se localizó a todos los menores con vida y en buenas condiciones físicas, desde el 14 de Junio en que se firmó el convenio en Ciudad Acuña hasta la fecha.

 “Se activa la alerta, se toman todos los datos, por eso es muy importante que les tomen a los padres les tomen a los hijos fotografías recientes”, lo anterior para facilitar el reporte y la elaboración de la ficha de búsqueda la cual que se envía a todos los enlaces de Alerta Amber que están conformados por autoridades estatales, federales y medios de comunicación.

Dio a conocer el caso más reciente fue el de una niña de 14 años que fue encontrada en una plaza del municipio de Piedras Negras, tras un reporte de desaparición y en donde  comerciantes del lugar hablaron a la autoridad para señalarles de una persona vendada.

“Fue una menor de 16 años de edad, originaria de Piedras Negras Coahuila, nos reportaron sus desaparición sus familiares, se emitió la alerta Amber y se localizó en un centro comercial”.

Agrego que los familiares del infante, acudieron a la delegación de la procuraduría de Piedras Negras a presentar el reporte de desaparición, luego de que por última vez tuvieran comunicación con ella vía celular, tras advertirles que se encontraba con los ojos vendados.

Los menores localizados oscilan entre los 15 y 17 años, aunque uno tiene la edad de 10 años, por eso dio a conocer una serie de recomendaciones para que los padres prevengan las desapariciones.

“Es muy importante tener mucha comunicación con los hijos, ya que en muchas ocasiones los menores se desaparecen por situaciones que están viviendo en el hogar” por lo cual  sostuvo que en todos los casos la investigación la continua el ministerio público y la ayuda psicológica a los menores y sus padres se brinda por parte de la dirección de atención a víctimas del delito.

Publicaciones similares