En 10 embalses el almacenamiento aumentó entre 10 y 19 por ciento

Lluvias incrementan el nivel de algunas de las presas más grandes de México  UNIMEDIOS/MÉXICO DF.- Con las lluvias registradas en lo que va de la temporada 2013, el nivel de algunas de las cien presas más grandes de México se ha incrementado hasta en 61 por ciento. Es el caso de los embalses Andrés Figueroa, ubicado en Guerrero, y Juan Sabines, en Chiapas, ambos destinados a almacenar agua para el riego agrícola.

 Entre la infraestructura donde el nivel también se incrementó entre 20 y 30 por ciento, de acuerdo con los datos recabados hasta el 19 de julio pasado, están Endhó, en Hidalgo; El Gallo, en Guerrero, y Guadalupe en el Estado de México.

 Un incremento de entre 10 y 19 por ciento se registró en los embalses Benito Juárez, en Oaxaca; El Bosque, en Michoacán; el Tintero, Francisco I. Madero, Pico de Águila, y Luis L. León, en Chihuahua; Guadalupe Victoria y Lázaro Cárdenas, en Durango; Miguel Alemán, en Zacatecas, así como Revolución Mexicana y Vicente Guerrero, en Guerrero.

 Otras presas donde se comienzan a registrar incrementos, de entre 5 y 10 por ciento, son: Adolfo Ruiz Cortines y Álvaro Obregón, en Sonora; Las Lajas, en Chihuahua; Luis Donaldo Colosio, en Sinaloa; Francisco Zarco, en Durango; Ramiro Caballero, en Tamaulipas; Calles, en Aguascalientes; Aguamilpa, en Nayarit; Constitución de Apatzingán, en Michoacán; Constitución de 1917, en Querétaro, y Angostura y Peñitas, en Chiapas.

 En tanto, en otras 24 presas los incrementos son menores a 5 por ciento. Cabe señalar que esos niveles son adicionales al agua que se ha extraído de los embalses para riego, abastecimiento de agua potable o generación de energía.

 No obstante el inicio de la recuperación de las presas, la Conagua mantiene los programas de entrega de agua en pipas en las regiones con sequía. Es el caso de Sinaloa, donde, de abril a julio, se han entregado más de 55 millones de litros de agua potable para uso doméstico. En esa entidad, actualmente se apoya a los municipios de Choix, El Fuerte, Sinaloa de Leyva, Badiraguato, Mocorito, Cosalá, San Ignacio, Concordia, El Rosario y Escuinapa.

 Otro caso es Durango, donde se han entregado más de 19 millones de litros de agua para consumo humano y actualmente se beneficia a los municipios de Pueblo Nuevo, Cuencamé, Guadalupe Victoria, Santa Clara y Durango.