GOBIERNO ABIERTO

Por: Víctor  S. Peña

Hay dos casos que, en esta semana, nos dan tema: Yucatán y su Libro Blanco; Morelos y su combate a la pobreza.

Por “Libro Blanco” se entiende todo aquel documento oficial que sirve como guía o informe sobre cualquier cuestión: rescata una experiencia, orienta futuras tomas de decisión, educa. Es, sobretodo, una práctica sajona (aun cuando hay quienes encuentran el origen de la práctica en el oriente).

A pesar de sus ventajas, no es común encontrarlos en las administraciones latinoamericanas. No, al menos con ese nombre.

Acá hay, en el mejor de los casos, procesos de entrega recepción: hay actas o minutas que resumen qué se hizo (o qué se supone se hizo). Frente a las minutas o actas de los procesos de entrega-recepción, los Libros Blancos tienen una indiscutible ventaja: señalan paso a paso qué hacer, qué alternativas hubo y las razones para tomar una de ellas. En algunos casos, incluso, las razones para descartar las otras alternativas. Estos libros son conocimiento entre dos cubiertas blancas, se trata de guardar la experiencia para reducir el margen de error en futuros eventos.

Por no ser comunes, cuando se les encuentra como práctica en alguna administración latinoamericana, hay que destacarlos como elementos de lo que sería una “buena práctica”, es decir, esfuerzos adicionales (la mayor parte de las veces, voluntarios) que ponen ejemplo.

El buen ejemplo lo acaba de poner Yucatán.

Fue en un acto simbólico, frente a empresarios y el instituto de transparencia de aquella entidad, donde Ulises Carrillo Cabrera, secretario de Planeación y Presupuesto, entregó un “Libro Blanco” que transparenta y detalla la manera en que el gobierno de aquél Estado aplicó fondos por 1 370 millones de pesos, un préstamo del 2009. Todo el informe, por cierto, estará disponible en Internetcomenzando eneroen la página “transparenciayucatan”.

Y sobre deuda hablando.

También a inicio de semana, en una gira de trabajo por el municipio de Xochitepec, el Gobernador de Morelos Marco Antonio Adame Castillo, al destacar el ataque contra la pobreza, dijo “Hubo dos estados en la República que logramos eso [disminuir el número de pobres], Coahuila y Morelos, pero aquí no tenemos 30 mil millones de deuda que hipotecan el futuro de las familias, son cosas que tenemos que conocer”. Y es que, de acuerdo con CONEVAL, Morelos logró reducir la pobreza en unos 5 puntos porcentuales, beneficiando a más de 73 mil personas.

Sobre la deuda, el Gobierno de Yucatán junto con los empresarios y el instituto de transparencia ponen el ejemplo publicando un “Libro Blanco”; combatiendo la pobreza, Morelos pone el ejemplo bajando los índices sin endeudarse (y, recuérdese, el mondo de la deuda en Coahuila es solo una de las muchas aristas).

¿Por qué en Coahuila no podemos dar esos ejemplos?

Para seguirle la pista:

@victorspena

www.victorspena.com

Publicaciones similares