POR TERESA QUIROZ

UNIMEDIOS/  SALTILLO, COAHUILA.-   Como una burla para la ciudadanía consideró el Vicepresidente de CANACINTRA en la Región Sureste, Jaime Guerra Pérez, las penas interpuestas a delincuentes extorsionadores en Coahuila, quienes libran la cárcel al reparar el daño.

joven1

“Es falta de leyes más estrictas, más claras, prácticas para poder demostrar los delitos porque actualmente si una persona es culpable de un delito, pero la forma en que se le detuvo no fue la correcta, sale libre y eso no se vale es una vergüenza para las autoridades y la ciudadanía” apuntó el también encargado del Comité de seguridad de CANACINTRA.

El empresario señaló que no está de acuerdo en que ladrones y extorsionadores puedan quedar en libertad tras cubrir el daño patrimonial o económico a sus víctimas, pues los responsables de los delitos además de reparar el daño deben cumplir una condena tras las rejas.

“Hay que cambiar las leyes, hacer leyes más estrictas, más prácticas que nos ayuden a que se demuestre más fácilmente que un criminal es criminal, y que una persona inocente en realidad lo es”, manifestó el Vicepresidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación de la Región Sureste.

Mencionó como ejemplo el caso particular de un extorsionador en Saltillo que podría quedar en libertad tras regresar el monto del daño económico a su víctima, es una prueba de lo blandas que son las penas que aplican la justicia en el Estado.

Por ello, pidió a los legisladores locales revisar el marco jurídico penal de Coahuila para modificarlo y conseguir que los delincuentes sean procesados y castigados, con mayor oportunidad y justicia.

“Sin duda que los expertos deben hacer algo para que los delincuentes se queden detenidos y que haya maneras de poder ir disminuyendo los delitos, como el de la extorsión”, finalizó.

Publicaciones similares